LUN
JUL
16

Ladrones al acecho en los micros






5 junio, 2018

Se suben a los buses o taxitrufis para robar teléfonos celulares, computadoras y billeteras

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – junio 05/2018) Micros llenos de pasajeros y en horas pico, se convirtieron en el blanco para que los denominados “descuidistas” por los policías operen y puedan sustraer pertenencias de los pasajeros.
En la jerga policial este tipo de ladrones son considerados como “descuidistas”, porque sustraen objetos por medio del descuido de la víctima.

Este tipo de delincuentes sustraen billeteras y teléfonos celulares por lo general, cuando los vehículos del transporte público se encuentran llenos, especialmente los micros.
Uno de los argumentos utilizados por estos delincuentes para robar son los siguientes: “Su campera está manchada”, a raíz de ello, la víctima se distrae y en ese instante, le sustraen algún objeto de valor.

Los delincuentes tienen zonas específicas para operar. Donde más robos de este tipo fueron registrados, es en la zona del Mercado Campesino, lugar en el que se concentran la mayoría de las líneas del transporte público.

Otro sitio en el que también se registra este tipo de robos es en la zona del Palacio de Justicia, en el centro de la ciudad. En este espacio, la mayoría de los robos son registrados cerca del mediodía que es la hora pico en el tráfico vehicular.

La zona del mercado Abasto del Norte, ubicado en el barrio Las Pascuas es otro de los lugares donde registraron este tipo de delito.

Testimonio
Hay una infinidad de testimonios, sobre todo de jóvenes y ancianos, que han sido víctimas de los “descuidistas”, que utilizan desde dulces de leche hasta la mostaza para distraer a las víctimas.

Preocupada por la mancha, la víctima descuida sus pertenencias, mientras los delincuentes hacen de las suyas a la vista de otros usuarios, quienes no pueden hacer nada, porque los delincuentes actúan en grupo.
Existen otras dos personas que son los cómplices como mínimo, que también están entre los pasajeros.

Victima 1
“Eran las 12:00 del mediodía, tomé la línea A que me lleva hasta Tomatitas, el micro se encontraba relativamente lleno, pero todos en sus respectivos asientos, no había personas a pie, yo saqué el celular nuevo que acababa de recoger de una tienda para colocar el chip, encendió a la perfección; pero de repente, un tipo me dice que mi camisa estaba manchada, y evidentemente lo estaba, me alcanzó papel higiénico… la persona que me dio, bajó en la nueva parada del Norte, mientras yo limpiaba mi prenda, llegué a mi destino, pero en ese preciso momento, me di cuenta que no había mi teléfono”, relató.
La mujer dijo que no tenía a quién echar la culpa, porque ella era la última en bajar, el chofer también con cara de asombro, le dijo que no es la primera vez que escucha del tema.
“Lo primero que hice es poner la denuncia en la estación policial integral del barrio Los Chapacos, pero a dos semanas del robo, no hay noticias de mi teléfono”, sostuvo la joven de 30 años que prefirió mantener su nombre en reserva.

Victima 2
“Todo ocurrió cuando un señor, de contextura gruesa y tez morena, que estaba sentado en el asiento de atrás me dijo: ‘señorita su chompa está manchada’, en ese instante me fijé y vi que estaba con leche condensada, e inmediatamente me puse a limpiarla, sin darme cuenta que el de mi lado, aprovechó mi descuido para sacar mis pertenencias”.
Al poco tiempo, ambos se bajaron juntos del taxitrufi, acotó otra de las víctimas.

Estos son parte de los testimonios que existen de las víctimas que se quedaron sin alguna de sus pertenencias, en especial teléfonos celulares, billeteras y computadoras.
“Si te das cuenta, los ladrones se hacen los locos, y si alguien le reclama se niegan o alteran, los pasajeros no podemos hacer nada, porque no es uno el que se sube, sino son dos o tres delincuentes”, acotó.

Conductores
Los conductores de micros y taxitrufi también se refieren al tema, quienes son testigos elementales a la hora de que los delincuentes cometen sus actos; sin embargo, optan por callarse por miedo a que tomen represalias en su contra.

“Algunos ya los conocemos, porque hacen un mismo recorrido varias veces por semana, hemos advertido a nuestros compañeros, pero ni ellos, ni nosotros podemos hacer nada, porque tenemos miedo a que nos hagan algo” dijo Javier, un conductor de la línea CH.

Gerardo Sánchez conductor de la línea 1, comentó que los antisociales toman micros en paradas bastante concurridas, porque cuando más gente hay “y más apretada está”, es cuando más opciones tienen los delincuentes de actuar.

“Estaba manejando el micro, cuando de pronto escuché caer monedas al piso, en ese momento, el joven, que no parecía delincuente, le dijo al pasajero, ‘caballero, muévase creo que está pisando mis monedas’. Muy solidario se movió para ayudarlo, sin darse cuenta que otro delincuente ya le había sacado el celular de su bolsillo”, declaró el transportista. (eP).

Apunte

Las denuncias son desestimadas
De acuerdo a información del comandante de la Policía Freddy Gordy Soto, las denuncias son desestimadas, porque las víctimas al recuperar sus pertenecías abandonan las causas.

“A la víctima lo único que le importa es recuperar sus pertenencias, no le interesa que el malhechor sea recluido, puesto que eso significa tiempo”, dijo el comandante.

Sostuvo que las víctimas no realizan el acompañamiento a la demanda, porque debe contratar abogados, realizar una serie de documentos, presentarlos ante las autoridades competentes y esperar el resultado de las autoridades judiciales.

“En el anterior código se realizaba el seguimiento respectivo de oficio pero ahora no, puesto que la víctima debe llevar adelante la causa por ella misma”, apuntó.

La nota

Transportistas exigen más controles

Este tipo de hechos generó preocupación en los transportistas de diferentes líneas, porque los conductores suelen convertirse en cómplices involuntarios, con el temor de ser atacados en caso de que hablen o denuncien.

El ejecutivo del Federación del Autotransporte 15 de Abril, Damián Castillo Villarrubia, informó que están pensando reunirse con el comandante departamental de la Policía para que tome las acciones respectivas, respecto a este tipo de casos.

“Como Federación veremos cómo cooperar y coordinar con los policías, para que se eviten estos hechos en los micros, porque los perjudicados son nuestros mismos pasajeros”, dijo el dirigente.

Refirió que la instalación de cámaras de vigilancia al interior de los micros es una de las posibles acciones que asuman, pero debe analizarse las posibilidades de los conductores y si existe alguna autoridad que ayude respecto a la propuesta.

“Se habló en algún momento de la renovación del parque automotor, donde las cámaras de vigilancia vienen incorporadas, pero se debe esperar el procedimiento que tome este proyecto, que hasta el momento no fue concretado”, reconoció.