VIE
OCT
19

EXCESO GREMIAL 





5 junio, 2018

Seguir sobre lo qué pasó el 27 de mayo nos parece que es ir más allá de lo que la población puede entender, pasaron varios días y se debería asimilar que mirando hacia adelante, se comience a avanzar buscando un nuevo escenario. Los problemas surgidos entre el municipio de la ciudad de Tarija con el sector gremial, fueron serios pero una muestra más de lo difícil que se hace la comunicación y el entendimiento.

En virtud de un convenio, este 2018 la feria del día de la Madre debía realizarse en el parque temático y ya no en la calle Sucre, por eso se permitió que la gestión pasada se instalara allí pero ya no la siguiente. Este sector, a través de su dirigencia, le restó valor al acuerdo e insistió en instalarse en la céntrica arteria, el municipio no se lo permitió y todo degeneró en convulsión y confusión. Al final algunos de quedaron ahí, otros se fueron a la Av. Domingo Paz y al temático, no sin antes registrarse enfrentamientos y mucha tensión.

Ahora la dirigencia pretende la destitución del alcalde y de algunos secretarios, nada más excesivo, intentar imponer por la fuerza algo que no está bien, borrando con el codo lo firmado con la mano no es la mejor señal de responsabilidad y seriedad, no debe y no tiene que ser así. Los gremiales son parte del pueblo y como tal exigimos eso de nuestras autoridades, ¿cómo lo podemos hacer si no nos comportamos de igual manera, siendo dirigentes de sectores tan influyentes en el diario vivir?. No podemos solo exigir y presionar si no damos lo que pedimos, una dirigencia así no conduce responsablemente a su sector, por el contrario, lo lleva hacia la confrontación, no con el alcalde, sino con la ciudadanía. La dirigencia debe guiar mostrando que el derecho de uno termina donde comienza el derecho del otro, no que está por encima del de ninguno. No podemos comprender porqué los dirigentes actúan como si de políticos tradicionales se tratara, incumpliendo acuerdos que deben llevar sobretodo la buena fe por delante. Eso es lo que les criticamos a los políticos, sus mentiras y engaños, no debemos siquiera intentar parecernos a ellos, esperamos que los dirigentes gremiales analicen, recapaciten y encaren sus demandas de otra manera.