SAB
SEP
22

La UPEA rechaza invitación a diálogo y ratifica demanda de renuncia de tres autoridades






4 junio, 2018

La Razón

Las autoridades y representantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) rechazaron este lunes la reiterada convocatoria del Gobierno a diálogo por no estar abierta a ninguna de sus demandas aprobadas en asamblea docente estudiantil, como el inicio de las conversaciones con el presidente Evo Morales y la renuncia de tres autoridades del Gobierno identificadas como responsables de la escalada del conflicto, que el 24 de mayo cobró una víctima mortal.

En paralelo, una de las juntas vecinales que inicialmente respaldó la medida de los universitarios anunció que asistirá al diálogo convocado para las 12.30 de hoy, mientras que la otra ratificó su respaldo a las decisiones de la UPEA.

La Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) liderada por el dirigente Salvador Quispe anunció que asistirá a la cita y, en la misma línea que denunció el Gobierno, advirtió que dar la espalda al diálogo es alentar la radicalización del conflicto con fines políticos.

La Fejuve contestaría, liderada por Jesús Canaza, tomó una posición totalmente contraria y denunció que el denominado Pacto de Unidad, conformado por dirigentes de la Fejuve afín al Gobierno, además gremiales y la Central Obrera Regional, fue convocado a la negociación de este lunes con el fin de “hacer conflicto y presionar” a los universitarios.

Para las 12.30 de este lunes fueron convocadas las autoridades de la UPEA a instalaciones de la Vicepresidencia y en la lista de invitados, además de un grupo de ministros, aparecen los dirigentes del Pacto de Unidad.

“No queremos que en el diálogo entren organizaciones militantes del MAS”, cuestionó Canaza y añadió que el grupo que lidera continuará respaldando al movimiento universitario hasta que se dé una reunión con Morales, tal como demandsa la UPEA, y sean destituidos los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Economía, Mario Guillén, además del viceministro Jaime Durán.

Una misiva firmada por el Ricardo Nogales respondió a la invitación que hizo en la mañana el ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, que espera que hoy sea instalado el diálogo con la presencia también de dirigentes de sectores sociales. “Le comunicamos que no asistiremos a la reunión programada para el día de hoy, mientras no se cumplan nuestras demandas”, cita la parte final de la misiva hecha pública.

La mañana de este lunes empezó un paro cívico de 48 horas convocado por las instituciones alteñas que cerró las vías de conexión con la ciudad de La Paz y el resto de Bolivia. “El no ir significa que no hay intención de resolver el problema, y ahí sí nos damos cuenta que el tema es político”, afirmó Ramírez y recordó que el Gobierno ya anunció que Morales estará al final de las negociaciones.

No solo exigen la renuncia de tres autoridades y la reunión con Morales, sino también, y sobre todo, la aprobación de una ley que redistribuya los recursos de coparticipación tributaria, lo que el Ejecutivo negó en reiteradas oportunidades.

La protesta del sector cobró la vida del universitario Jonathan Quispe, fallecido el jueves 24 de mayor, por efecto del disparo de una canica que, según las investigaciones policiales, salió de un arma que ese día portaba el subteniente Cristhian C. C.

Luego de las 12.30 se verá la posición que vayan a asumir aquellas organizaciones sociales que ahora apoyan el paro y que asistirán a esa convocatoria del Gobierno.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.