DOM
OCT
21

Jardines infantiles de la Policía Boliviana





3 junio, 2018

Cnl. Rodolfo Montero Torricos
La educación de los niños a temprana edad es vital, considerando todos los aspectos importantes y relevantes de la vida, entre los cuales debería estar una correcta educación cívica y vial, ya que son los elementos con los cuales tendrán que lidiar día a día hasta la vida adulta.
En el marco del plan de seguridad ciudadana se lanza la campaña de educación vial como una política de Estado y es en este sentido que la Policía Boliviana, con el objetivo de generar conciencia desde temprana edad para que respeten las señalaciones de tránsito, construyó 18 jardines viales entre fijos y móviles en todo el país.
El jardín vial ambulatorio está dibujado en una alfombra para que los niños conozcan la importancia de respetar y enseñar a los mayores estas normas.
En los jardines que se construyeron en todos los departamentos del país, se encuentran calles con pasos de peatón, señalizaciones de tránsito en la vía pública, semáforos, para que los niños tengan en mano una realidad de lo que sucede cotidianamente en las ciudades y así puedan estar jugando y a su vez aprendiendo.
El plan necesita el apoyo de los colegios e instituciones, para que desde la infancia eduquen a los niños, que serán los futuros conductores motorizados, ciclistas o peatones. En ese sentido, en cualquier departamento del país, los profesores podrán coordinar con los comandantes departamentales, para que los niños visiten estos jardines y sean parte de este plan de seguridad.
Los jardines viales son de gran ayuda a la implantación de jardines infantiles de tráfico, para que los niños disfruten mientras aprenden, sin darse cuenta.
En efecto, la enseñanza más efectiva para los menores es esa que reciben tanto en el ambiente familiar como en los ámbitos no familiares, pues al percibir cómo sus referentes actúan de determinada manera los niños tienden a reproducir tales pautas de comportamiento de esta forma. En los parques infantiles de tráfico, la seguridad vial es enseñada tanto a través de unas breves nociones impartidas con amenidad como a través de la práctica, ya que reproducen fielmente las situaciones cotidianas que se dan en la vía pública.
Es un completo programa de educación vial destinado a la prevención de accidentes y muestra a los niños la importancia que tiene la responsabilidad en la carretera y las calles de la ciudad, tanto dentro como fuera de los vehículos, para prevenir accidentes y fomentar las conductas cívicas.
Por la seguridad infantil y un futuro con menor índice de accidentes, la dirección nacional de tránsito cita a los niños para que asistan a estos jardines con el objetivo de que muestren sus destrezas en el manejo de vehículos como los karts, al mismo tiempo que respetan a los demás conductores, las señales de tráfico y los peatones, una buena alternativa y enseñanza para que toda la familia la comparta ya si formar a nuestra niñez en educación vial.