VIE
JUL
20

UNA CIUDAD QUE NO ESTÁ HECHA PARA ANDAR EN BICICLETA 





2 junio, 2018

Sin duda que Tarija no es una ciudad pensada para que por sus calles circulen bicicletas, poco o nada se ha hecho en la planificación urbana para incentivar el uso de este medio de transporte. Solo hemos tenido discursos de campaña electoral pero en los hechos casi nada. No vamos a desconocer la habilitación de ciertos tramos en calidad de ciclo vía en la Av. Victor Paz, de parte de la actual gestión pero insuficiente ante la magnitud del requerimiento.

Literalmente es un riesgo pretender andar en bicicleta por las calles de la capital, el compartir la vía con micros, Taxi trufis, taxis, motos y otros vehículos, implica someterse a situaciones riesgosas de consecuencias impensadas. Por desgracia se han perdido vidas humanas conduciendo una simple bicicleta, las falencias descritas se suman a la carencia absoluta de educación vial, la ausencia de respeto por los derechos del otro. No se puede menospreciar que supuestamente en el plan de gestión del actual alcalde, la construcción de ciclo vías ocupa un punto muy importante aunque como ya dijimos, muy poco se ha visto en tres años. Si es que de verdad se implementarán vías para bicicletas, estos trabajos deben ir acompañados por una tarea de orientación y educación directa con los actores involucrados y también masivamente a través de los medios de comunicación, debemos reeducarnos para poder gozar de un cambio que sin lugar a dudas, será más que positivo para Tarija.

Ojalá que muy pronto llegue el día en el que veamos pocos automóviles circulando y las calles y avenidas se vean llenas de bicicletas, ayudando así a limpiar el aire intoxicado por las emanaciones de los motores, mejorando por supuesto la calidad de vida de su gente.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El obispo de Tarija, Javier del Río Sendino, informó que la semana pasada pidió al cardenal de Bolivia, Toribio Ticona Porco, que participe en la fiesta religiosa de Chaguaya y el encierro de la festividad de San Roque.

RESTA

Una gran parte de las unidades educativas de la zona rural de Tarija estás perdiendo estudiantes por la fuerte migración a causa de la caída en la producción agrícola.