SAB
NOV
17
SAB
NOV
17

16 Tipos de besos que le puedes dar a tu pareja






29 mayo, 2018

Cultura Colectiva

A nadie le gusta la gente que besa por besar; si se siente como una obligación, mejor que nadie lo haga.

¿En qué momento los humanos decidimos besarnos? Nadie lo sabe. Y está bien que nadie lo sepa; ¿a quién le puede interesar la historia de su invención si podemos experimentar un beso en forma? Sería extremadamente irrelevante que pusiéramos a discusión sus orígenes biológicos o sus transformaciones sociales cuando, en realidad, lo más importante de un beso es llevarlo a la práctica, hacer de él un momento que logre conjugar la intimidad de una pareja con la visibilidad de un amor. Sin ánimos de sonar pro-exhibicionismo ni nada por el estilo, cabe resaltar que mucha de la importancia de besar es dar constancia a quien nos mira de que estamos entregados a la pasión, al arrebato emocional y a la rendición ante el otro.

Si a esto le sumamos esa sensación reconfortante que no aparece en una sola de las personas involucradas, sino en ambas, recorriendo toda la piel con un cosquilleo, presionando el pecho con una respiración acelerada, perdiendo la razón mientras se nubla la mirada y haciendo que el mundo desaparezca con un sutil movimiento… la combinación es perfecta y entonces un beso, nos damos cuenta, es capaz de transformar por completo la realidad para dos seres que se encuentran.

Regalar un beso es regalar el universo entero. Claro, siempre y cuando se dé correctamente. Así como cuidamos mil y un cosas en nuestra vida de pareja, planear exactamente la técnica para besar no es tan descabellado como suena; de hecho, podríamos pensar que es una de las recomendaciones más útiles en la vida. ¿Cuáles son esos métodos que infaliblemente enamoran a la pareja por siempre?

Enlistamos 16 tipos de besos que seguro no conocías:

1. Besos de costado

Podríamos empezar con uno de los más clásicos; aquél que no necesita instrucciones porque instintivamente ladea la cabeza de ambos y hace que el rostro de cada uno encuentre fácilmente su acomodo.

 

2. Beso Entregado

Es ese beso que acelera tanto el pulso del corazón que mueve estrepitosamente el cuerpo de ambos en busca de abrazos, caricias y acciones bruscas. Esos besos que bien pueden dirigir a la alcoba.

3. Beso de presión

El tipo de beso que se da con los labios cerrados y probablemente muy fuerte, demostrando, a veces, más que un llamativo beso francés.

4. Beso Superior

Aquel beso que se enfoca en el labio superior y lo atrapa entre los propios. A veces puede convertirse más en una caricia de boca a boca que un beso en sí.

5. Besos de broche

Cuando al besar, uno de los dos apresa ambos labios del otro para poder seguir por mucho tiempo más juntos.

6. Beso de recorrido

Es ese beso que antes o después de subir la temperatura comienza con pequeñas réplicas alrededor de los labios del otro.

7. Besos de copia

El tipo de beso que comienza en la boca, baja por la mejilla, sigue por el cuello, alcanza el pecho y quizá persiste por otros lugares de la anatomía.

8. Beso Seductor

Es un beso que incita, que invita a dar el primer paso. Se da en la comisura de los labios de tu pareja, esperando a que entienda la señal y tome cartas en el asunto.

9. Besos para distraer

Un beso que reclama atención; es el clásico: “¿Para qué estás mirando otra cosa cuando puedes besarme?”.

10. Beso Protector

Aquel beso que dice: “No te preocupes, siempre estaré aquí”. Puede ser en la frente o en la sien, lo importante es brindar confianza con este gesto.

11. Beso old fashion

Como si fuéramos un personaje del cine clásico, no importa si se es hombre o mujer, el beso sobre la mano o el hombro nunca falla. Es la mezcla perfecta entre romance y pasión.

12. Besos con mordida

Porque muchos gozan de esas pequeñas pero efectivas combinaciones de placer y dolor, morder los labios de tu pareja (especialmente el inferior) es muy sexy al besar.

13. Beso Estrella

Ya lo habíamos mencionado; sin embargo, no está de más recordar que un beso con espectadores siempre es excitante, seductor y muy efectivo. Sobre todo si es necesario demostrarle a tu pareja que no te importa la mirada de los demás siempre y cuando estén juntos.

14. Beso Inesperado

Es ése que se da en la mejilla, en la nuca, en la cabeza, en la mano o en cualquier otra parte sólo porque sí; sin previo aviso o sin razón aparente.

15. Beso que no existe

Es justo ese momento en que los dos acercan sus rostros, apenas rozan sus labios y ninguno de los dos comienza a besar porque, al parecer, es más excitante esa sensación de cercanía y de preámbulo que el besar mismo.

16. Beso Hollywoodense

Un beso que se transforma poco a poco; que comienza con un estilo clásico, quizá uno francés, para después inclinar un la cabeza hacia atrás, dejarse rendir en los brazos del otro, probablemente sostener su cara con las manos y aprovechar alguna ráfaga de viento para hacer aún más dramática la escena.

La verdad es que al final de cuentas no importa qué tanto sigues instrucciones o consejos al momento de besar a tu ser amado, a quien guardas en tu corazón como el amor de tu vida, sino la entrega que demuestras al hacerlo; no obstante, sí conviene que te esfuerces constantemente para también manifestar interés. A nadie le gusta la gente que besa por besar; si se siente como una obligación, mejor que nadie lo haga.