DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

La vida en las increíbles casas de dos metros cuadrados de Vietnam






28 mayo, 2018

El Comercio

Pham Quoc Cong vive con seis miembros de su familia en una habitación de 2 m2 en Ciudad Ho Chi Minh, la antigua Saigón. Es el sacrificio que tiene que hacer para permanecer en el centro de una de las ciudades asiáticas donde los precios de la vivienda se disparan.

Este obrero de la construcción vive en una habitación en las que las camas, la heladera y los juguetes ocupan ya prácticamente todo el espacio.

Él duerme a menudo en el exterior, en una tumbona. “Es muy difícil encontrar un lugar seco durante la estación lluviosa”, explica este hombre de 49 años que vive en este lugar desde 1975.

En Ciudad Ho Chi Minh, la capital económica de Vietnam, el precio de los terrenos subió a casi 18 mil euros (21 mil dólares) el m2, expulsando a sus vecinos más modestos a la periferia.

“Pero estamos acostumbrados a este barrio. Si nos vamos a otro lado, no podremos subsistir”, explica Cong, cuyas hermanas y sobrina, que viven todas con él, son vendedoras ambulantes en la zona.

Estas casas improvisadas están hoy rodeadas de proyectos inmobiliarios modernos o escondidas detrás de puestos de comida callejeros.

Mel Schenck, que estudia la arquitectura en plena mutación de la antigua Saigón, dice que estas “microcasas pintorescas” están condenadas a desaparecer paulatinamente.

Algunas se remontan a la época de la colonización francesa, cuando el barrio estaba todavía cubierto de arrozales.

Nguyen Van Truong, que vive en otra de estas microcasas -cinco personas en 6 m2- está preocupado por la construcción de un edificio de lujo justo al lado de su terreno.

“No creo que obtengamos una indemnización muy importante” en caso de expulsión, se desespera este hombre de 62 años.

En este país dirigido por un partido comunista todopoderoso y donde reina una importante corrupción, los responsables municipales son sospechosos de enriquecerse cediendo terrenos a los promotores inmobiliarios compensando a los habitantes muy por debajo del precio del mercado.

“Pero preferiría morir que verme forzado a abandonar este lugar”, dice.

Fuente: AFP

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.