SAB
NOV
17
SAB
NOV
17

DE FERIAS Y PUESTOS DE VENTA





28 mayo, 2018


Una de las ferias más famosas de la ciudad de Tarija, es la Villa Fátima que cada sábado del año invade cuadras de arterias vitales de la urbe generando conflictos vehiculares de magnitud y la molestia consiguiente para peatones y conductores, pero resulta que es como si se tratara de un mal necesario porque finalmente “quien no cae resbala” en ella. No nos imaginamos lo que tienen que soportar los que viven por la zona pues pierden toda clase de privacidad, se dificulta el acceso a sus domicilios, la suciedad se apodera de sus aceras que se ven “bañadas y adornadas” con el producto de humanas necesidades, incluso su propia seguridad esta en juego porque los amigos de lo ajeno frecuentan estos eventos buscando desprevenidos para quitarles lo suyo y también observan las viviendas para decidir si entrar es fácil o no. Lo que no se entiende es porque esos vecinos permiten que esta Feria siga ahí, es más, para las fiestas de fin de año se realiza la feria navideña que se prolonga por dos semanas continuas aproximadamente. Dicen que los comerciantes pagan un cierto “canchaje” diario que beneficia a los propietarios o al barrio, puede que esa sea la explicación de porque vale la pena aguantar semejantes situaciones, incluso se habla de que hay quienes alquilan sus propios baños a los “apurados” compradores que no tienen donde descargar “sus pasiones”.

Este fin de semana vimos el colmo de los colmos, presenciamos como los gremiales, desoyendo instrucciones municipales, violando sus propios acuerdos, tomaron la ciudad para instalar sus puestos de venta, otra vez las calles y avenidas fueron el escenario del descontrol y el abuso, vanos fueron los esfuerzos de la comuna. Algunos se quedaron en la calle Sucre, otros se fueron al parque temático y varios se asentaron en la avenida Domingo Paz. Es decir, en vez de estar en un solo lugar, se distribuyeron en tres, ocasionando la molestia ciudadana, con toda razón, pues la población está cansada de ver su ciudad convertida en una feria gigante, sucia y caótica. Tal vez la alcaldía deba replantearse la idea de ampliar las aceras de la Domingo Paz o peor aún, peatonizarla, si es que no va a poder controlar a los comerciantes informales, que pueden verla como una gran oportunidad para instalar sus puestos sin pagar nada y dándole un aspecto horrible a esa zona.

Es tiempo de que las calles y avenidas de Tarija, estén siempre libres y expeditas, que nada las obstruya, es tiempo de reorganizar a los comerciantes y educar a la población, es hora de definir un lugar o lugares de carácter permanente, con las comodidades necesarias para tal motivo, preparados para recibir grandes cantidades de personas, de manera que dejemos de ser una especie de ciudad “persa” sin ley.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Desde la Gobernación anunciaron que la uva tarijeña  será comercializada con todos los registros de higiene y certificaciones correspondientes en seis municipios del país.

RESTA

Que un solo menor esté en situación de calle demuestra el total fracaso de nuestras políticas de infancia.