MIE
SEP
26

El teniente José Rosendo Bullaín, notable guerrero y héroe de cañada Strongest donde ofrendo su vida en defensa de la patria





27 mayo, 2018

Nacido en el seno de una familia de clase alta de la ciudad de Oruro, desde muy joven se dedicó a la práctica del futbol que compaginó con su carrera de Militar. Comparado con un caballero andante, él fue uno de los combatientes que perdió su vida para que el conflicto de límites con Paraguay terminara. El estruendo de las explosiones, el ruido de las metralletas, los gritos de los heridos. En medio del caos, un valeroso teniente boliviano lidera una carga contra los acorralados soldados del Paraguay. De pronto, su cuerpo rebota hacia atrás, como si chocara contra una pared, retorciéndose por las múltiples balas vomitadas por las armas de los enemigos.

Un último suspiro y la noche eterna cae sobre el teniente José Rosendo Bullaín el 25 de mayo de 1934, cortando en seco una prometedora carrera militar. Mientras, alrededor del cuerpo, la batalla de Cañada Strongest, la más famosa de la mítica Guerra del Chaco, seguía su curso.

Un caballero andante Nacido en Oruro el 3 de julio de 1907, en el seno de una familia de la alta sociedad, Bullaín destacó enseguida como baluarte del fútbol, llegando a formar parte incluso del plantel paceño de The Strongest. Pero la guerra se le cruzó por el camino. Y ya antes de su muerte era reconocido como un distinguido soldado, experto sobre todo en el manejo de caballo. No por nada, el periodista Juan Soldado lo comparó en el día de su deceso con los caballeros andantes que iban por el mundo resolviendo entuertos. Antes, por cuestiones limítrofes, había estallado la Guerra del Chaco, que el historiador del Museo de Historia Militar Eduardo Casís no duda en calificar como la primera guerra moderna de Latinoamérica y una de las más sangrientas. Hubo más de 100.000 víctimas entre los dos bandos, reconoce.

COMPORTAMIENTO HEROICO

Pero también se vivieron en la contienda un sinfín de hechos heroicos. En este sentido, uno de los primeros héroes fue el comandante Manuel Marzana, quien en septiembre de 1932 resistió estoicamente, sin víveres ni agua y con sólo 600 hombres, el avance de los paraguayos antes de caer finalmente prisionero. Fue por aquel tiempo que el teniente Bullaín fue destinado al infierno verde, donde descubrió que el verdadero enemigo no eran los pilas (paraguayos), sino enfermedades como la malaria, la escasez de agua y los dos altos mandos enfrentados, que se empeñaban en retroceder al pasado con una especie de reproducción a pequeña escala de la Primera Guerra Mundial.

Los dos comandantes, Hans Kundt de Bolivia y José Félix Estigarribia de Paraguay, fueron entrenados en la Gran Guerra, recuerda Casís. Por eso, al igual que en el conflicto europeo, la estrategia básica consistía en refugiar a los soldados en incómodas trincheras hasta que se daba la orden de ataque y los soldados salían corriendo a enfrentarse con el enemigo. Pero, como se demostró en las batallas de Boquerón y Nanawa, con dos simples metralletas uno podía eliminar a la vanguardia sin riesgos para los defensores.

Soldados paraguayos cavando
trincheras en cañada Strongest

En contraste con las técnicas de combate, algo obsoletas, el armamento era de primera, con tanques y bombarderos que se usaron después en la Segunda Guerra Mundial. En ese teatro de operaciones, Bullaín participó en las batallas de Corrales, Bety, Toledo y Bogado, entre otras, donde demostró su capacidad al comandar la octava batería del segundo cuerpo del Ejército. Con todo, debido a las indecisiones del Alto Mando boliviano, Paraguay llegó a ocupar las tierras bajas bolivianas, amenazando Villa Montes, Camiri, Santa Cruz, Tarija y Sucre, lo que les costó el cargo al presidente Salamanca y a Kundt.

Entonces, cuando todo parecía perdido, el nuevo mando militar decidió plantar cara a la ofensiva paraguaya. Fue en un paraje rocoso, en Cañada Strongest, donde la única salida era ir de frente o retroceder. Allá los paraguayos sufrieron sus derrotas más dolorosas, y se frenó su avance, quedando Paraguay a sólo 100 metros de distancia de las reservas bolivianas de petróleo. Para ello tuvo que dar su vida. Bullaín es recordado y su nombre y acciones perpetuadas en virtud a que el cuartel de Villa Montes lleva su nombre.

FUTBOLISTA DEL THE STRONGEST

Además de ser conocido como héroe de guerra, hasta 1932 era conocido por ser una de las principales estrellas del fútbol boliviano jugando como Delantero. En 1929 fue fichado por el Club The Strongest, equipo de la Primera División de la Asociación de Fútbol de La Paz que ese año consiguió el Sub Campeonato. Aquel mismo año es convocado por la Selección de Oruro para el Torneo Nacional de Selecciones departamentales y se consagra Campeón Nacional venciendo a la de Potosí en la final.
En el año 1930 formó parte del equipo que inauguró el Estadio Hernando Siles venciendo a Universitario de La Paz por 4 a 1 y que posteriormente logró el título de forma invicta y con Valla invicta. En 1931 jugó el memorable partido frente al Club Almagro de Buenos Aires al que The Strongest venció por 1 a 0. Formó también parte de la delegación que hizo la primera gira del Club por el exterior visitando Perú. También gana con The Strongest los Interdepartamentales, primero contra Cochabamba que era representada por New Players y luego en Sucre contra Stormers, Sporting Club y el Club Junín.

EL ÚLTIMO PARTIDO

En 1932, cuando el torneo no había completado la primera rueda aún, el Club The Strongest se retira del Campeonato y la Asociación de Fútbol de La Paz declara a The Strongest Sub Campeón. Durante el desarrollo de la Guerra, varias veces fue regresado de las trincheras para jugar partidos de exhibición con el propósito de recaudar fondos. En 1934 participó en el famoso encuentro denominado “El Último Partido” en el que jugadores del primer equipo enfrentaron a otros de la filial de Tupiza en pleno desarrollo de la Guerra, poco antes de la Batalla de Cañada Strongest con victoria de los paceños por 1 a 0 con gol de este, siendo esta la etapa final de la carrera futbolística de Bullaín.

Fuentes:
Edición América.Cultura. Archivo de las Indias. España. 1996
Archivo H. Cámara de Senadores y Gaceta Oficial de Bolivia. La Paz. 1982
Soruco Jorge. La Paz. Octubre 2006
Masamaclay. Querejazu. La Paz. 1985
Libro de Oro del club The Strongest. La Paz. 1996

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los profesionales en comunicación social realizaron su primera asamblea como ente colegiado con el objetivo de socializar su estatuto y conformar un comité electoral, además que por primera vez tendrá representación en la Federación de Profesionales de Tarija.

RESTA

La inseguridad por las noches en diferentes puntos de la ciudad, es cada vez más evidente, según las constantes denuncias de una madre de familia que vive en pleno centro de la ciudad. Hay locales en los que pese a la información referida a la Guardia Municipal, esta instancia municipal no estaría respondiendo a tiempo.