SAB
SEP
22

Multas para choferes y conductores van desde los Bs 50 hasta los Bs 500






19 mayo, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriódico- Mayo 19/ 2018) Las personas que infrinjan las disposiciones de tránsito como la falta de una licencia de conducir o no portar la misma, motociclistas que no utilizan el casco de seguridad, o quienes se estacionen en lugares no autorizados, serán sancionados con multas que van desde los Bs 50 hasta los Bs 500, según las agravantes.
La Policía emite alrededor de 200 boletas de infracción por día a nivel departamental y las mismas son pagadas cuando realizan las transferencias de vehículos al realizar la inspección técnica vehicular.
El director departamental de Tránsito, Sadid Ávila, indicó que las sanciones o infracciones, son sancionados con boletas.
Estas boletas son entregadas cuando un conductor estaciona su vehículo en lugares no permitidos, se pasa en luz roja, circula en contra ruta, se adelanta en sitios prohibidos, hace maniobras prohibidas, circula sin placas, o usa vehículos con vidrios polarizados, entre otras.
“Por estacionar en lugares no permitidos,  la multa es de Bs 50, por pasarse una luz roja es de Bs 20, por no  sacar la inspección técnica vehicular es Bs 40, por no portar la licencia de conducir la multa es de Bs 100”, detalló.
Explicó que la Ley 259 indica que se sanciona con 300 UFV (Unidad de Fomento a la Vivienda)  que equivalen a Bs 528,   por estar ingiriendo bebidas alcohólicas al interior de los vehículos y la misma se paga en el Banco Unión. “Esa sería la única infracción que se debe pagar,  la más elevada en monto”, añadió.
Los infractores deben pagar el monto económico previo a una boleta que es entregada en el Organismo Operativo de Tránsito o en las diferentes estaciones policiales integrales  o EPI.
El dinero  debe ser depositado a la cuenta de la Policía Boliviana.
“Es una cuenta que ni el Comando Departamental, ni nosotros tenemos acceso, y la maneja directamente la Dirección Nacional Administrativa de la Policía Boliviana”, aseveró.

¿Infracción o delito?
Ávila, indicó que la conducción peligrosa no solamente es conducir en estado de ebriedad, sino, también,  es  manejar poniendo en riesgo la seguridad común,  de las personas que están transitando por el lugar,  como de los pasajeros.
“Si un conductor está manejando en estado de ebriedad, lo que se hace es suspender la licencia de conducir, como manda la Ley 259; pero, si está excediendo de velocidad, está con pasajeros o  realizando maniobras prohibidas, se considera una conducción peligrosa”, apuntó.
Cuando ocurre algún daño o accidente grave,  ya sea material o con una persona herida, el caso pasa  al Ministerio Público.
“Hay una nueva normativa donde manifiesta que, aquellos conductores que son sorprendidos en forma fragante en estado de ebriedad,  deben ser conducidos a dependencias policiales en calidad de arrestados”.
El caso debe ponerse a conocimiento  del fiscal de turno, porque él es encargado de poner a conocimiento del juez,  quien determine la sanción.

Conducido a la EPI
La Policía conduce a los infractores cuando ocasionan accidentes de tránsitos, cuando conducen en estado de ebriedad, cuando el vehículo se encuentra sin placa, porque no se les puede dar una boleta de infracción.
“Las personas que están conduciendo sin haber sacado una licencia de conducir son llevadas a la Policía, porque no están autorizadas para conducir un vehículo”, apuntó.

Valorados policiales y multas

La venta de valorados por la Policía Boliviana y las multas que se dan por diferentes hechos policiales, como los de tránsito, generan por año en este departamento,  entre Bs 600 mil hasta Bs 1 millón. Estos recursos son administrados por el nivel central.
El comandante departamental acotó  que la Dirección Nacional de Recaudaciones es la que centraliza estos ingresos, además existe un reglamento de administración de  los recursos.
“Un porcentaje de esos ingresos, se destina a sueldos de la Policía Boliviana, otro a la jubilación policial y otro, a la misma administración de este comando, como de recaudaciones”, dijo.
En la ciudad de Tarija puede observarse  que por infracciones y faltas de tránsito a los conductores,  se les hace la boleta, especialmente por estacionar en sitios prohibidos.
En diferentes casos,  la boleta es dejada sobre el vidrio parabrisas de los vehículos.
“Las personas que tienen sus boletas, deben pagar en una cuenta al instante; sin embargo, no es necesario el mismo día, porque puede ser cobrado durante un año o extinguirse en el tiempo”, mencionó.(eP).

EL APUNTE
Las multas deben invertirse en Tarija

El alcalde de la ciudad de Tarija, Rodrigo Paz Pereira, en la octava versión de la Cumbre Nacional de Seguridad Ciudadana, realizada en esta ciudad, planteó descentralizar los recursos que son recaudados por concepto de multas e infracciones.
La propuesta es que estos recursos  sean invertidos a favor de la Policía  y no sean derivadas al fondo común nacional.
El alcalde dijo que la propuesta ha sido planteada en el pleno del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, con el fin de generar recursos para la Policía de Tarija.
“Sabemos que los recursos que van por multas y que cobra la Policía Boliviana en todas las ciudades del país,  van a un fondo común que después se redistribuye a cada una de las regiones en función a las decisiones del mando superior”, explicó.
El planteamiento es que un porcentaje vaya al fondo común de la Policía y  otro porcentaje, se quede por concepto de incentivo e inversión en el ámbito local.

Policía asegura que emite multas por infracciones de tránsito

La  infracción de tránsito más común, corresponde a la carencia de una licencia de conducir de los conductores, seguida por los motociclistas que no utilizan el casco de seguridad.
La Policía asegura que realiza a diario,  operativos en toda la ciudad emitiendo infracciones que se traducen en posteriores multas para los conductores.
Esta declaración es en respuesta a la crítica ciudadana, referida a que no se siente su presencia en las calles donde son infringidas  casi todas las normas de tránsito.
“Los diferentes dispositivos estáticos de control que van de la mano con el plan Tukui Rikui, hicieron que podamos obtener resultados importantes en temas de infracciones, faltas y contravenciones”, resaltó.
El plan que implementó la Unidad Operativa de Tránsito, consiste en realizar los controles a las personas que conducen motocicletas que circulan en la ciudad sin placas de identificación.

Acotó que las sanciones que  realizan frecuentemente son por  no portar la licencia de conducir, la falta del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT), el casco de seguridad y el uso del cinturón de seguridad.
La autoridad policial lamentó que al momento de realizar los operativos de control en la ciudad,  y tras emitir sanciones  a los conductores infractores, estos “recién” se enteran que habrían infringido una norma legal.
“Es un tema de falta de conciencia de parte de los conductores, esto hace que incurran en una falta”, acotó.
Gordy, recalcó que todos los ciudadanos deben cumplir con las normas vigentes, “si una persona conducirá un vehículo, sea de dos o de cuatro ruedas, debemos cumplir con los requisitos que están estipulados en la ley”.