SAB
NOV
17
SAB
NOV
17

TAXI TRUFIS O MICROS… ¿QUIÉN SE VA?… ¿QUIÉN SE QUEDA?





8 mayo, 2018

Al parecer la vigencia de los taxi trufis en la ciudad de Tarija no está asegurada, no sería conveniente por la cantidad de unidades que representan, conflictuando más aún el tráfico vehicular. La apuesta estaría a favor de los micros, un sector complejo que le ha significado dolores de cabeza al municipio. Sin duda, un bus puede trasladar mayor número de pasajeros a la vez si lo comparamos con una mini vagoneta que apenas lleva 5 o 6 ocupantes, el enfoque va en sentido que la proliferación de taxi trufis no ayudaría a superar la súper población de motorizados en esta capital y si lo pensamos, en algo se tiene razón. Existen otros puntos de vista que también se deben considerar, los micros si bien llevan más personas por viaje también aportan en buena dosis al caos, por la forma de conducir de sus choferes que no respetan normas viales ni derechos de terceros, se detienen donde quieren, se mueven a la velocidad que les place y que también son bastante numerosos. El análisis no debe ser tan superficial cuando se intenta valorar lo que unos u otros aportan o complican, ambos tienen sus pro y sus contras.

Recordamos los enfrentamientos que se dieron cuando los taxi trufis querían comenzar a trabajar, hasta vidrios rotos hubieron, los micros decían que se atentaba contra su derecho al trabajo… el tiempo demostró que hay espacio para todos y que nadie le quitó el pan de la boca a nadie, típico comportamiento de quien ve en riesgo su queso, reaccionando de manera mezquina y nada pro activa. Ahora como que otra vez se va posicionado ese versus y no debe ser así, desde que las juntas vecinales hacen fuerza por los taxi trufis argumentando que los micros incumplieron los compromisos asumidos con la alcaldía hace meses atrás. Esa no debe ser la razón para opinar si unos se quedan y otros se van, deben ser criterios técnicos, acordes con la realidad y futuro de la ciudad de acuerdo a su planificación, si es que la hay. Debe haber apertura para escuchar a todos, pero también se tiene que entender que no se puede construir una urbe por lo que opinan todos sin hacer valer fundamentos profesionales que establezcan cimientos sólidos y la proyecten hacia un mañana mejor, con niveles superiores de calidad de vida para sus habitantes.