MIE
SEP
19

Piden justicia por caso de presunto canibalismo






8 mayo, 2018

ERBOL

A nueve años de la muerte del adolescente Emeterio C. J., su familia insiste en pedir justicia y una sentencia en contra de los responsables del linchamiento del joven, quien además habría sido víctima de canibalismo.

La información fue proporcionada por el abogado de la familia, Benedicto Tancara, quien precisó que el hecho ocurrió en julio de 2009, en la comunidad Uyuni de la provincia Inquisivi de La Paz.

Según el relato del jurista, el joven de 17 años fue acusado de robar unas computadoras, lo que desató la furia de la comunidad que lo sometió a un flagelo para quitarle la vida.

Indicó que el adolescente fue golpeado brutalmente, quemado con kerosene y ultimado con un golpe de picota en la cabeza. Además, de acuerdo con su versión, los comunarios se comieron parte de su cuerpo.

Explicó que el canibalismo se hizo bajo la creencia de que comer la carne del fallecido e ingerir su sangre impediría que haya consecuencias por su muerte, lo cual -a decir del abogado- se cumple hasta el momento porque no hay una sentencia contra los responsables.

Lamentó que las hermanas del fallecido hayan sido testigos del flagelo, y que incluso una de ellas fue obligada a llevar el cuerpo del difunto en una bolsa de yute para que fuera enterrado.

Tancara recordó que era tal el rechazo de los comunarios a la investigación que recién un año después del linchamiento se logró recuperar el cuerpo del joven, con el ingreso de un contingente policial y el Ministerio Público.

Indicó que hay 12 implicados, de los cuales uno ya falleció en el transcurso de estos nueve años. Pidió celeridad al tribunal cuarto de sentencia de El Alto, donde se tramita el juico, para que se sancione a los responsables.

El abogado aseguró que después se constató que Emeterio en realidad no fue el responsable del robo de las computadoras.

Lamentó que no haya justicia hasta el momento, y destacó que sólo la perseverancia de la madre del fallecido mantiene vigente este caso.