SAB
ENE
19
SAB
ENE
19

Delincuentes se accidentan tras un atraco fallido






7 mayo, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriódico- mayo 07/ 2018) El comandante departamental de la Policía Boliviana, coronel Freddy Gordy Soto, informó que este domingo por la tarde, por inmediaciones del barrio Tabladita II, a la altura de la avenida Caña, esquina Sama, cuatro hombres intentaron robar a un joven de 23 años; sin embargo, al ser auxiliado por un pariente, estos se dieron a la fuga en un vehículo.
Lo curioso del caso, es que unos metros más adelante, del sitio del asalto, se accidentaron al meterse el vehículo a una cuneta. Los atracadores salieron del auto y comenzaron a correr en diferentes direcciones.
“La víctima refiere que alrededor de las 18:40, se encontraba retornando a su domicilio y al pasar por la calle Sama, fue interceptada por un vehículo tipo Célica deportivo, de donde bajaron tres personas, mientras que otro se queda en el auto”.
Los atracadores rodearon al joven y comenzaron a golpearlo, además de revisarle sus bolsillos.
El joven comenzó a pedir auxilio, saliendo de su domicilio su abuelo, quien al ver lo ocurrido, corrió en su ayuda con un palo en su mano.
Los delincuentes se subieron al vehículo y escaparon del lugar, pero se accidentaron cerca.
“Se escaparon por la avenida San Antonio, pero a media cuadra, el vehículo se encuneta por una zanja que habrían realizado trabajadores al poner una cañería de agua potable”.
Cuando llegaron los policías al lugar, comenzaron a investigar a quién correspondía el vehículo.
Posteriormente, una mujer llegó al lugar e indicó que conocía al propietario del auto. “Se abrió una investigación para conocer los detalles del hecho”, acotó el comandante, al negar que todavía existiese algún aprehendido. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Un primer acercamiento se dio entre la Gobernación con el Ministerio de Salud para la implementación del SUS con la buena nueva de que el Susat se mantendrá con vida, e incluso hay promesas de que sea fortificado.

RESTA

La ciudad de Tarija no está preparada para afrontar una simple lluvia. Las calles con solo minutos quedan inundadas con malos sistemas de desagües y el servicio de energía eléctrica que se corta con los primeros vientos.