MIE
NOV
21
MIE
NOV
21

Qué importante respetar la naturaleza





5 mayo, 2018

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér
La Unidad especializada de la POFOMA (Policía Forestal y Medio Ambiente), dependiente del Comando Departamental de Policía, cumple tareas importantes en materia de prevención, como es el caso de prevención y protección del medio ambiente, en éste caso debemos aunar esfuerzos con la finalidad de que los ciudadanos y ciudadanas junto a su Policía lleven adelante acciones concretas para precautelar la flora y fauna de nuestra tierra.

DEBERES COMO POLICÍA

Ejecute planes de control en plazas, mercados, vías de acceso y zonas de reserva forestal.
Coordine con las entidades encargadas de proteger el medio ambiente, el desarrollo de operativos que permitan la recuperación de la fauna silvestre en cautiverio.
Realice campañas de concientización para la protección del medio ambiente, en colegios, centros comerciales, plazas de mercado y conjuntos residenciales.
Controle y evite el uso de musgos, líquenes y árboles naturales empleados para navidad.
Controle la venta de especies o animales de prohibido consumo humano (tortugas, huevos de iguana, yacaré, etc.).

DEBERES COMO CIUDADANO (A)

Proteja al medio ambiente, evite cortar árboles o arrancar musgos y líquenes para los pesebres.
No arroje basuras, envases de vidrio, plásticos, ni contamine los bosques, el agua y otros espacios naturales.
Durante los paseos, camping o caminatas ambientales, evite arrojar basuras y envases de vidrio.
No haga fogatas en lugares no autorizados, puede causar incendios y cuando las haga déjelas bien apagadas.
Informe a la Policía Boliviana cualquier atropello a la naturaleza y el medio ambiente.
No mantenga enjaulados a los animales silvestres.
No compre bienes de la naturaleza objeto de protección.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Gobierno Municipal de Tarija firmó un convenio de cooperación con Word Wildlife Fund (WWF), para fortalecer la gestión ambiental en Tarija.

RESTA

18 estudiantes de la Facultad Técnica Policial denunciaron ser agredidos físicamente por uno de sus instructores.