MIE
SEP
19

INUNDADOS DE CONTRABANDO





4 mayo, 2018

La historia del contrabando en Tarija y Bolivia es de larga data, fronteras casi abiertas, tanto como el bolsillo de muchos, para dejar pasar y dejar hacer. El daño a la industria nacional es inmedible porque no solo se afecta la producción, sino que empresas enteras se fueron a la quiebra por esta razón.

Recordamos que hace varios años atrás, hasta tuvimos una autoridad que dijo que sólo se podía comprar productos argentinos en la feria de la “víbora negra”, obvio que todo lo que se comercializaba ahí era de contrabando, había ingresado ilegalmente al país y no contaba con registros sanitarios que garanticen su calidad. Como que nuestra economía se fue amoldando a eso, a vivir así, a no preocuparnos por el perjuicio general y a cuidar más nuestro bolsillo, asumiendo el bajo costo por el no pago de impuestos y otras obligaciones que los productos bolivianos sí tienen que cumplir, porque caso contrario les cae la renta, senasag, intendencia y cualquier otra entidad que uno se pueda imaginar… mientras los ilegales se venden sin tapujos y a cielo abierto.

Como que vivimos en una mentira que todos sabemos que es mentira pero la concebimos como parte de nuestra realidad y la tomamos de la manera más normal. Por supuesto que cuando suceden así las cosas, nos inundamos de estos productos que consumimos sin problemas, quien lo niegue miente. Productores de vinos, lácteos, de frutas, etc. han presentando reclamos en las más altas esferas y poco han logrado… los controles se realizan solo pocos días y los contrabandistas y quienes venden productos que provienen de esa actividad, tienen más perseverancia que los que dicen estar controlando.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El presidente de la Cámara de la Construcción, Marcelo Romero Llanos, informó que en un acuerdo con el rector de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, Gonzalo Gandarillas Martínez, los constructores apoyarán a los estudiantes que asisten a esta universidad con pasantías e intercambio de servicios.

RESTA

Siguen registrándose incendios por la quema indiscriminada en el área rural o los denominados chaqueos, pese a las experiencias vividas que incluso nos dejaron luto.