VIE
SEP
21

Concejales divididos para elegir su directiva






27 abril, 2018

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, abril 27/2018) Son 11 los concejales que están habilitados para asumir la presidencia o cualquier cargo de la directiva del Concejo Municipal de Tarija, al no existir una fuerza que represente la mayoría absoluta, con el quiebre de Unidos Para Renovar (Unir), como ocurría en las anteriores gestiones.
La elección de la nueva directiva del Concejo, está prevista para mayo.
El vicepresidente del Concejo, Francisco Rosas Urzagaste, explicó que deben adecuar a sus competencias legislativas y no ser un apéndice más del órgano ejecutivo.
“Tenemos que fiscalizar y realizar ese rol que, en algunos casos, no se está cumpliendo; en el Concejo debemos tener voz propia y hacer lo necesario para que vuelvan los recursos e invertir en donde realmente corresponda”, dijo.
Rosas, aseguró que todos tienen la misma capacidad y lo necesario para encabezar la gestión del Concejo.
Por su parte, el concejal Alberto Valdez Rojas, cuestionó la gestión del actual presidente del legislativo, Alfonso Lema Grosz, indicando que se habría convertido en “cómplice” del alcalde, Rodrigo Paz Pereira.
La acusación se basa en la aprobación de obras “millonarias”, como el “mástil o la rotonda de la bandera”, que alcanza un costo de Bs 5 millones, el puente 4 de Julio de Bs 73 millones y el proyecto de la ciudad inteligente, de unos Bs 90 millones.
Desde que inició la nueva gestión municipal en el año 2015, Alfonso Lema Grosz, de la alianza Unir, fue elegido como consecutivamente como presidente del Concejo. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.