SAB
SEP
22

Cívicos y comunarios protestan a favor de Tariquía






26 abril, 2018

ÁLVARO POSTIGO/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico – abril 26/2018) Representes del Comité Cívico de Tarija y comunarios de la reserva natural de Tariquía, realizaron diferentes manifestaciones de protesta en defensa de este espacio natural, considerado como el pulmón del departamento.
El presidente del Comité Cívico, Juan Carlos Ramos Jurado, denunció que un sector de los dirigentes de Tariquía fue “comprado” por el Gobierno Nacional, por lo que realizaran un cronograma de actividades que impulsen la defensa activa de la parte central de la reserva.
La primera medida realizada fue una marcha protagonizada por la dirigencia cívica, que recorrió las calles adyacentes a la plaza Luis de Fuentes y Vargas, mientras los comunarios se concentraron en la parte central, sin participar de esa medida.
El dirigente de la subcentral de Tariquía, Felicindo López, aclaró que van a solicitar a las instituciones del todo el departamento, el apoyo necesario para evitar que las petroleras ingresen a explorar a la reserva, posteriormente realizaron una vigilia, la que fue instalada en la tarde en el Parque Bolívar, donde también participaron representantes de organizaciones defensoras del medio ambiente.
En la vigilia del Parque Bolívar, los discursos se centraron en denunciar la técnica del fracking o fracturación hidráulica que podrían efectuar las petroleras en dicha zona, aumentando la extracción de gas del subsuelo, que según los geólogos, es la más destructiva para la naturaleza. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.