MIE
SEP
19

Datos del Banco Mundial contradicen a Evo sobre crecimiento económico






25 abril, 2018

El Deber

“Desde la fundación de la República, nunca Bolivia ha sido el primer país en ningún rubro en Sudamérica, Latinoamérica ni el mundo”. Así empezó el momento en el que el presidente Evo Morales destacó el crecimiento económico del país durante su gestión, en el VI Congreso de Juventudes del Movimiento Al Socialismo, realizado el fin de semana en Tarija.

En medio de aplausos, el presidente continuó diciendo que entre los años 2014 y 2017 Bolivia ha sido el primer país en crecimiento económico de Sudamérica y afirmó que “eso nunca hubo antes”. Sin embargo, datos del Banco Mundial contradicen la afirmación del presidente.

Datos de esa entidad, recogidos y trabajados por el analista de datos Rafael López, muestran que Bolivia fue el primer país en crecimiento económico en Sudamérica dos veces antes de la era Evo Morales: en 1963 y 1998, durante los gobiernos de Víctor Paz Estenssoro y Hugo Bánzer Suárez.

Una de las bases de datos del Banco Mundial (a la que puedes acceder haciendo clic aquí) muestra los países que tuvieron la mayor tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB). En el siguiente cuadro, puedes ver cuáles son los países sudamericanos de mayor crecimiento desde 1960 hasta 2005, año en el que aún no gobernaba Evo Morales.

Según se puede ver en el cuadro superior, en 1963 (segundo gobierno de Paz Estenssoro) Bolivia tuvo un crecimiento del PIB de 6,42% y en 1998 (durante el segundo gobierno de Banzer Suárez) del 5.03%.

Desde la gestión de Evo Morales, el año de mayor crecimiento, según datos del Banco Mundial actualizados hasta 2016, fue el 2013, cuando se alcanzó el 6,7%. Entre 2006 y 2016, tuvo crecimiento anual promedio de 5,41%.

A pesar de la caída del precio de las materias primas que el país exporta, los tres últimos años de los que ese organismo tiene registro Bolivia fue el país de Sudamérica que más creció económicamente: 2014 (5,4%), 2015 (4,8%) y 2016 (4,2%).

En ese tiempo, el desempeño económico boliviano fue bastante alto en comparación con otros países de la región.