MIE
SEP
19

10 libros para leer con tu pareja






24 abril, 2018

Cultura Colectiva

 

Los libros unen a las personas de formas misteriosas. Las letras llegan desde las mejores voces que hacen eco a través de los años y que lo que dicen es vigente. Es por eso que la actividad de leer debe dejar de ser una cuestión personal y solitaria; leer debe ser discutir, debatir, apasionarse por algo y más que nada, compartir. Quizá no hay mejor persona para compartir nuestros sueños, enojos, alegrías y frustraciones que nuestra pareja.

La dificultad de aceptar otras ideas, contraponer las experiencias e incluso derrumbar lo que antes pensábamos sobre una persona puede hacerse a través de compartir las mismas lecturas. Más difícil, tardado y complicado que escuchar música juntos es leer, pero la experiencia es mucho más gratificante. La conexión creada al compartir lecturas es inmensa. Esta lista es un ejemplo de ello; son historias centradas en el amor y desamor y también selecciones que parecen hechas al azar pero no lo son. Temas para discutir y lecturas para reír, al final uno las digiere de cierta forma pero definitivamente lo importante es lo que la otra persona te dirá y la unión que se creará.

 

Life, Keith Richards

(2010)

Para toda pareja de melómanos. La autobiografía de Keith Richards parece pertenecer a otro tipo de libros, pero las experiencias de uno de los hombres que transformó la música del siglo XX y que vivió lo que 10 personas no pueden vivir juntas es una interesante forma de caminar juntos. Entender la pobreza, las adicciones, la salvación por la música y generar un nuevo significado sobre la forma en la que gastamos nuestro tiempo y vida. Y qué mejor que entender eso junto a la persona que amamos.

 

El libro de los amores ridículos, Milan Kundera

(1968)

Si Kundera escribió la guía filosófica del amor contemporáneo con La insoportable levedad del ser, este libro es sólo una extensión. Mucho más ligero y divertido que su obra cumbre, pero no por eso faltante de reflexiones acerca de la vida, el amor y las relaciones. Es uno de esos libros que nos cambia la percepción de todo y es bueno ir acompañados de alguien que esté pasando por lo mismo.

 

La mujer rota, Simone de Beauvoir

(1967)

La reivindicación de la mujer como persona y no como extensión del hombre ha llegado desde hace años, pero muchas veces el retroceso en las relaciones es notable. La autora es una de las filósofas existencialistas más importantes de la historia y si eso no hace interesante su postura amorosa, su vida junto a Jean Paul Sartre, quien tenía una peculiar idea acerca de este sentimiento, puede ser la muestra de que el amor es más complicado de lo que las normas sociales exponen. Tres cuentos, tres mujeres y tres amores son lo que explora el libro de Beauvoir.

 

 

Gone Girl, Gillian Flynn

(2012)

En 2014 el libro ganó popularidad al ser transportado al formato cinematográfico gracias a David Fincher, pero la novela ahonda mucho más en lo abstracto, en eso que el cine no permite profundizar y que hace que la sangre hiele nuestro cuerpo y la paranoia aumente. Si al salir de la sala de cine nadie quería voltear a ver a su pareja, leer el libro puede ser una divertida forma de explorar lo que nuestra persona amada piensa y siente.

 

 

The Great Gatsby, F. Scott Fitzgerald

(1925)

Uno de los más grandes libros de la literatura norteamericana. El sueño americano descrito mejor que nadie, pero también una historia de amor entrañable, de esas que te hacen añorar la idea romántica del amor y fantasear sobre lo que haríamos por estar junto a la persona que amamos. Un sueño utópico pero una de las grandes tragedias amorosas modernas es la historia de Jay Gatsby, el misterioso, excéntrico y amable millonario que cambiaría todos sus millones por estar sólo con su amada.

 

 

Women, Charles Bukowski

(1978)

Una lectura que toca todas las etapas de una relación de forma cruda. Aquí las metáforas se contraponen con calles sucias, alcohol barato y desprecio por sí mismo. Bukowski creó una obra difícil de definir que vale la pena comentar con nuestra pareja para intentar entender si el libro es sobre amor o sexo y si Bukowski es la víctima y es inocente.

 

 

Breakfast for Champions, Kurt Vonnegut

(1973)

Literatura de la contracultura, una crítica a la sociedad en la que vivieron nuestros padres y abuelos explorada desde la ciencia ficción. La lectura es divertida y sencilla pero también es reflexiva, lo que la hace perfecta para reír sin parar con nuestra pareja y después hablar de lo que sucede a nuestro alrededor, la forma en la que nos vemos en el mundo y lo que hacemos por no convertirnos en un robot más.

 

 

El Amor dura tres años, Frédéric Beigbeder

(1997)

La historia de Marc Marronier y su creencia de que el amor sólo dura tres años y que después se va en declive nos invita a reflexionar acerca de esa situación en una sociedad parisina y burguesa en la que el protagonista parece tener razón. En un mundo en el que cada vez se comprueba que el amor es una etapa transitoria durante una relación, la novela juega con ese concepto para hacernos sacar nuestra propia deducción.

Love Story, Erich Segal

(1970)

El escritor llevó su creación a la pantalla grande el mismo año, demostrando que las historias de amor merecen ser contadas y pueden existir en todos los formatos gracias a que el sentimiento es universal. La novela sigue la historia de un universitario de Harvard que se enamora de una chica sin las mismas oportunidades que él tiene y durante el transcurso de la historia demuestra que el amor no es sencillo pero es lo que más vale la pena en nuestra vida, afrontando todos los temores y peligros que una pareja puede soportar.

 

 

La dama de las Camelias, Alexandre Dumas hijo

(1848)

Una historia de amor perteneciente a otro tiempo es justo lo que podría hacernos conectar con nuestra pareja. La novela La dama de las Camelias puede ser una opción arriesgada, pero las narraciones que Dumas hace sobre una mujer que realmente conoció transportan al lector a ese mundo, nos permiten ver la belleza de Margarita Gautier y nos permiten experimentar los sentimientos que el autor sentía por ella. Altamente poética y romántica es perfecta para creer en el amor ante cualquier circunstancia, así como para criticar a la sociedad en la que vivimos.