MAR
SEP
18

IMPORTANCIA DE LAS BRIGADAS DE SEGURIDAD VECINAL






18 abril, 2018

Cnl. DESP. Rommel César Raña Pommiér

La IMPORTANCIA DE LAS BRIGADAS DE SEGURIDAD VECINAL tiene una base filosófica doctrinal a partir de la Policía Comunitaria, poniéndose en ejecución el Plan Operativo Nacional de “SEGURIDAD Y PARTICIPACION COMUNITARIA”, que establece entre sus objetivos, lograr mayor interacción Policía – Sociedad, a través de la creación de Escuelas de Seguridad Ciudadana y Brigadas de Seguridad Vecinal, como los medios eficaces para formar y capacitor a ciudadanos voluntarios como promotores de Seguridad Ciudadana, con el objeto de lograr un efecto multiplicador de comportamientos y acciones para luchar por un interés común cual es la Seguridad Ciudadana.
El 29 de marzo de 1999 el Comando General de la Policía Boliviana, aprueba el Manual de Organización y Funciones de las Escuelas de Seguridad Ciudadana y Guía Para la Organización de las Brigadas de Seguridad Vecinalcon Re4solusion del Comando General de la Policía Nacional No. 217/99, técnicas y procedimientos que permitan desarrollar una cultura de seguridad a través de una pedagogía de participación comunitaria.
Quedan encargados de la ejecución y estricto cumplimiento de la resolución referida las Direcciones Nacionales de: Personal, Planeamiento Y Operaciones, Administrativa, Instrucción y Enseñanza, Seguridad Ciudadana y Comandantes Departamentales de Policía y Comandantes de la Policía Rural y Fronteriza.
ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES DE LAS BRIGADAS DE SEGURIDAD VECINAL : La aplicación de la nueva modalidad de servicios Policiales se realizó en forma experimental el año 2007, en el marco distrito II “Maximiliano Paredes” dentro el proyecto piloto de la “Policía Comunitaria”.
Durante el desarrollo de esta iniciativa, que modificaba sustancialmente la forma y el sistema en la ejecución de servicios policiales, se realizaron diversas actividades paralelas, que tenían por finalidad efectuar un seguimiento permanente de los resultados de este plan, detectando las fortalezas y debilidades que estaba presentando, como también conociendo la opinión de los vecinos del sector respecto de su aplicación.
Terminada la fase piloto se realizó una evaluación que considero aspectos de personal, operaciones, logístico y de comunicación, entregando una información útil y oportuna que, en su aspecto central y de fondo, aconsejo su implantación gradual en la institución, ya que los beneficios que se organizaron superaban los costos que existían en la aplicación integral.
La división de las zonas en cuadras, se realizó sobre la base de Macro Distritos y Distritos Municipales relacionadas con la distancia que puede recorrer o con la cantidad de personas que en promedio puede vigilar una patrulla en un turno de 6 horas. En cuanto al recurso humano y los medios logísticos destinados a cada cuadra, para su determinación y respectiva asignación, se utilizaron criterios a cerca de las equivalencias existentes entre los diferentes tipos de patrullaje policial (autos, motos, bicicletas, policías a pie, etc.), que se expresan en unidades de vigilancia equivalentes (UVE), donde se consideran variables de cobertura y calidad de cada uno de los sistemas de vigilancia, como también factores tales como índices de delincuencia, densidad demográfica, número de viviendas, locales de venta de alcoholes, sitios eriazos, etc. Existentes en cada zona.
Finalmente, las Brigadas de Seguridad Vecinal, diseñadas y desarrolladas de acuerdo a la realidad e idiosincrasia nacional, no deben ser entendidas solo como una provisión o aumento en los niveles de vigilancia y una reorganización del sistema de servicios policiales que entregan la Institución, si no como el potenciamiento del trabajo que desde su creación como Institución está desarrollando en beneficio de la comunidad