JUE
ABR
19

7 trucos que te ayudarán a eliminar los 3 tipos de estrés que están arruinando tu vida






16 abril, 2018

Cultura Colectiva

El ritmo de nuestras vidas es cada vez más acelerado. Aunque todo parezca un caos, debes aprender a mantener una actitud mental positiva para organizarte correctamente y no perder la calma. El estrés es un mal del que nadie se salva, pero hay que tener cuidado, pues en casos extremos causa daños irreparables. Hoy sabemos que existen tres tipos: el agudo, el episódico y el crónico.

El primero es el más común y surge de exigencias y presiones del pasado reciente y las exigencias y presiones anticipadas del futuro cercano; por lo general, sólo surge en ciertas situaciones y desaparece al poco tiempo. El episódico significa estar estresado de manera frecuente, provoca malestares como dolores de cabeza tensos y persistentes, migrañas, hipertensión, dolor en el pecho y enfermedades cardiacas.

Por último está el crónico, el cual surge cuando una persona nunca ve una salida a su situación deprimente; sin esperanzas, la persona abandona la búsqueda de soluciones y comienza un proceso hacia un desánimo mortal. Este tipo de estrés lo padecen las personas que viven en un ambiente de extrema hostilidad, como las guerras o pobreza extrema e irreparable.

Por eso, queremos compartirte algunos trucos para evitar que el estrés se apodere de tu vida:

1. Comienza tu día con las tareas más grandes

Como una madre de seis hijos que educa en casa, propietaria de un negocio en el hogar y bloguera, Larissa Haynes descubre que es más productiva en las primeras horas de la mañana, cuando el resto de su hogar está dormido.

“En esas pocas horas”, dice, “trato de trabajar tanto como sea posible, luego hago tareas de mantenimiento durante todo el día”. Retirar tus tareas más importantes de la lista anterior te dará una ventaja en el día y te permitirá ser menos rígido con tu tiempo a medida que se desgastan las horas y aparecen más cosas en tu lista de cosas por hacer.

Además, como dice Elbert Hubbart, “El mayor error que puedes cometer en la vida es temer continuamente a hacer algo”. No

le tengas miedo a ese informe o a esa visita a tu suegra: termina con eso de una vez por todas.

2. Mantén tu espacio limpio

Para que SK Sartell, artista multimedia, diseñadora de interiores y exteriores y consultora de color, pueda encontrar suficiente tiempo en su día, debe tener un comienzo limpio cada mañana. “Preparo mi cama y arreglo mi habitación antes de irme por la mañana”, dice. Tener un lugar ordenado para regresar la mantiene concentrada y productiva durante todo el día. “Cuando tenemos un santuario personal esperándonos”, dice ella, “descansamos y rejuvenecemos mejor”.

3. Programa cada día

Para la madre, blogger de decoración y gerente de marketing senior Carolyn Sasaki Garris, cada actividad y tarea tiene su lugar. Para poder hacer todo crea una rutina sólida planificada alrededor de su día de trabajo de 8:00 am a 5:30 pm. “Trabajo en redes sociales y enlaces por las mañanas, abordo mi bandeja de entrada por las noches y hago proyectos los fines de semana”, dice. Programar cada hora de tu día puede parecer exagerado, pero cuando todo tiene su lugar en el cronograma, todo (por lo general) termina por hacerse.

4. Usa la tecnología para ayudarte

La diseñadora de paisajes, blogger de estilo de vida y entusiasta del aire libre Ananda Qianyu ama la aplicación Leechblock, un complemento que le ayuda a limitar su uso de sitios web que desperdician tiempo y le quitan horas de su día. “Me bloqueo del correo electrónico, las redes sociales y otros sitios cuando trabajo en la computadora”, dice, así es la manera en que mantiene a raya las distracciones.

Leechblock no es la única herramienta tecnológica diseñada para hacerlo más productivo, puedes encontrar la que mejor te convenga en la web.

5. No pospongas las tareas

“No puedo enfatizar lo suficiente”, dice Sam Raimondi, un estudiante de doctorado de psicología a tiempo completo en la Universidad de Fordham, propietario de una pequeña empresa, blogger de bricolaje y camarero de medio tiempo. Cuando tienes tanto que hacer todos los días no puedes darte el lujo de sacar nada, ya que sólo se perderá en la mezcla.

Si tienes una tarea o un proyecto, completar tu trabajo antes de lo previsto significa que incluso si ocurrieran contratiempos, se pueden arreglar o solucionar antes de que se venza el trabajo.

6. Divide tu día en segmentos

“Nuestro truco número uno para la administración del tiempo es la de 15 minutos”, dice Erin Trafford-Basquill, directora de marketing de una startup digital de tecnología de la salud. Ella y su esposo Dan, quien trabaja como especialista en desarrollo curricular, administran un popular blog de bricolaje en su tiempo libre. “Todas las mañanas creo una lista de tareas que me gustaría lograr, y luego les asigno mentalmente un valor de segmento de 15 minutos”, dice.

Los segmentos no tienen que ser consecutivos, pero si has asignado tiempo para cada “tarea pendiente” en tu lista, es mucho más probable que estés al pendiente de tu tiempo y, por lo tanto, seas capaz de tachar todo.

7. Haz un horario ajustable

Rachel Baumann es gerente de marketing de comercio electrónico de Nebraska Furniture Mart. Ella también tiene un esposo, un hijo de cuatro años y un blog que usa para compartir su progreso en la actualización de su rancho de 1950. “Tengo una pizarra enorme en mi oficina en la que tengo una lista activa”, dice, “y constantemente vuelvo a organizar el orden de prioridad”.

Una gran lista ajustable significa que no hay papeles extraviados o notas garabateadas en los márgenes, y te da el espacio que necesitas para ver lo que tienes que hacer y cómo puedes realizarlo de manera más eficiente.