JUE
ABR
19

Tipos de personalidades que crean una relación tóxica






9 abril, 2018

Cultura Colectiva

Las moléculas que conforman al agua y al aceite son imposibles de combinar. No hay forma alguna de lograr que sus componentes se relacionen hasta fundirse en un solo químico, pues las moléculas polares del agua –compuestas por hidrógeno y oxígeno– no pueden mezclarse con los múltiples átomos de carbono e hidrógeno del aceite.

Este dato es algo que aprenderías en una clase de química, pero también es muy similar a la información que la Escuela Neurocientífica del Amor, en España, comparte con sus integrantes. En este lugar se ha confirmado que existen personalidades con perfiles enfrentados que jamás podrían entablar una relación sentimental sana y feliz por más que se esfuercen. Tal cual una gota de agua y aceite, existen temperamentos y características en cada uno de nosotros que simplemente no pueden mezclarse con otros y mucho menos convertirse en complementos ideales.

Es probable que el amor nos haga pensar que, en algún momento, podemos encontrar el equilibrio para congeniar con quien tanto nos ha costado. Sin embargo, existen tipos de personalidades que al enamorarse están destinadas al fracaso –a pesar de la conexión o química que lleguen a sentir al inicio–, estas parejas suelen convertirse en una relación tóxica incapaz de comprender y lidiar con la locura del otro.

Sumisos + irresponsables

Esta combinación es desastrosa porque, por un lado, se encuentra alguien incapaz de hacerse cargo de él mismo y en la otra posición está la abnegada chica que nunca se sentirá realizada hasta encontrar a un hombre a quien salvar. Esta pareja vive en un eterno círculo al que los psicólogos identifican como el síndrome de Wendy y Peter Pan; por lo tanto, sus problemas jamás desaparecerán, sólo se harán más grandes con el paso del tiempo.

Controladores + pasivo-agresivos

Imposible controlar a alguien que, sin previo aviso, puede estallar hasta perder la cabeza. Quien quiere llevar las riendas de la relación y, de hecho, de la vida de la otra persona, abusará hasta que el pasivo-agresivo se lo permita. Justo cuando éste no pueda más, toda la rabia y frustración acumulada saldrá de un solo golpe e inevitablemente ambos terminarán muy lastimados después de cada enfrentamiento.

Controladores + controladores

No son opuestas, al contrario; no obstante, tantas similitudes llevan a esta pareja a la tragedia. A pesar de que al principio todo parecerá perfecto, pues los dos pondrán de su parte para ceder, con el paso del tiempo la lucha de poderes por ser el único que dirige la situación generará cientos de disputas que terminarán por agotar y desilusionar a los dos.

Egocéntricos + mentirosos

Entre alguien que se cree perfecto y otro que manipula a todos a su alrededor se vuelve improbable que la relación dure y triunfe. Los egocéntricos aseguran tener la razón la mayoría de las veces, mientras que a los mentirosos sólo les importa salir beneficiados a partir de los demás. Cada uno percibe la realidad de manera distinta y eso los llevará a la inminente ruptura.

Es complicado leer o escuchar que lo que intentas formar con una persona especial para ti va directo al fracaso. Por ello, para darte cuenta de que los demás tienen razón a veces es necesario dejar que te partan el corazón hasta que éste se vuelva polvo. La única forma de aprender sobre una relación tóxica y una verdadera es teniendo alguna de las dos.