MIE
JUL
18

¿Por qué la amistad entre hombre y mujer sí puede existir?






9 abril, 2018

Cultura Colectiva

Si te preguntas por qué tu pareja no entiende que tengas un mejor amigo o amiga con el que te llevas incluso mejor que con algunas amistades de tu mismo sexo, probablemente no tiene nada que ver con que tú estés mal, sino en prejuicios que hay sobre una relación amistosa entre personas de diferente sexo. ¿Amor o amistad? o ¿Una mistad que es un gran amor?… no necesariamente siempre están atravesadas por ese detalle que en nuestra sociedad está tan estigmatizado: el sexo.

En efecto, tu mejor amigo o amiga no tiene necesariamente que tener que ver contigo en lo sexual y no por eso el amor que sientes hacia él o ella es menos intenso, simplemente es diferente. Pero, ¿realmente puede existir una relación entre hombres y mujeres sin que haya atracción? Sí, es posible aunque no sencillo de vivir y entender.

Erich Fromm en su libro “El arte de amar” realiza una especie de tipología sobre diferentes tipos de amor. From, menciona que es inherente a la naturaleza humana buscar la unidad sexual con el otro sexo como una cuestión instintiva, pero que a la vez al interior de cada hombre y cada mujer coexisten los dos polos, femenino y masculino que buscan estar en complicidad.

Debido a nuestra cultura, muchas veces las relaciones entre los mismos sexos son de competencia. Hombres y mujeres parecemos competir por la “supremacía” sexual. Esto muchas veces dificulta la amistad entre personas del mismo sexo y por ello hay ocasiones que una mujer puede sentir mayor confidencialidad con un hombre y viceversa. Esa confianza de un amigo que puede llorar nosotras a sus anchas sin que sus amigos piensen que es un débil o esa amiga que puede  contarles a ellos sin tapujos de sus fracasos amorosos.

Una investigación del departamento de psicología de la Universidad de Wisconsin, Eau-Claire, realizó un estudio basado en encuestas para averiguar los intereses sexuales entre amigos de diferente sexo. Concluyó que aunque los hombres son más tendientes a establecer lazos sexuales con sus amigas o llevar sus relaciones hacia lo romántico y ellas son más capaces de establecer una relación amistosa; pese a esto, el estudio afirmó que si bien es difícil que existan relaciones de amistad desinteresada de lo sexual siempre y cuando ambos estén seguros de ello.

El estudio asevera que las mujeres muchas veces subestiman el grado de atracción sexual que pueda existir y que, al contrario, ellos sobrevaloran la atracción física. Por ello, si esperamos que en una amistad sincera no haya malentendidos o “falsas ilusiones”, la comunicación debe ser clara para que los lazos no necesariamente deriven hacia lo sexual.

¿Puede la amistad ganar por encima de la atracción?  Cada relación es diferente, pero visto desde esa perspectiva, lo que nos hace sentirnos cómodos con un amigo o amiga del otro sexo y establecer sólidas relaciones, es justamente cuando la confianza gana y ambos tienen claro lo que tienen. Un amigo o amiga del sexo contrario, pueden resultar la mejor compañía: una plática, un consejo, un abrazo o un hombro donde sostenernos es a veces todo lo que necesitamos para estar bien y saber que esa amistad es sincera.