JUE
SEP
20

¿QUIÉN REGULA EL FUNCIONAMIENTO DE LOCALES ?





2 abril, 2018

El turista busca aventura, diversión, placer, descanso, paz…y la lista es extensa si pensamos en que clase de ciudad turística queremos hacer de Tarija. Por sus características, la combinación entre la naturaleza y las cualidades de su gente es posible pensar que nuestra urbe se orienta más a un turismo de alegría, diversión, noche, “guitarreada” y baile, vino y singani como exponentes del sentir popular. Lo que no quita que se pueda pensar también en volverla de descanso y reposo en especial para personas mayores, mezcla que no siempre es la mejor porque el bullicio espanta al silencio.

Considerando lo anotado, se debe trabajar en construir el andamiaje necesario para levantar la ciudad que queremos y eso implica dotarla de infraestructura hotelera, lugares de recreo y esparcimiento, restaurantes, bares, discotecas, cafés, tabernas, etc. y lo mismo respecto al transporte y comunicaciones. La alegría y chispa del chapaco invita a la fiesta, a pasarla bien, a que los días sean largos con los amigos en parrilladas en el campo y en el río y que las noches duren más todavía.

También es necesaria otra base para encarar esta actividad, la legal, tanto para incentivar la inversión como para generar un abanico de normas con la flexibilidad suficiente y la rigidez necesaria que permitan que la alegría nos invada pero para frenar que se desboque y descontrole. Claro que quienes deben construirla son los que la gente eligió para que administren sus recursos y guíen los pasos de su ciudad. No es posible pensar en turismo como una actividad generadora y distribuidora de recursos si no es de esta manera.

Saludamos la iniciativa de restringir el horario de atención de locales nocturnos, los propietarios renegaron, el pueblo y sobretodo la juventud elevo “el grito al cielo”, era un atentado contra la economía y continuidad de estos negocios y una manera de cortar la diversión de la gente. Pero el principio de autoridad se impuso y la gran mayoría de bares y discotecas hoy cumplen esta disposición. Los clientes aprendimos a adecuarnos y no paso nada, el mundo sigue aquí y el cielo no se cayó. Se logró este resultado gracias a operativos del municipio, la policía nacional y el ministerio público, recién ahí todos nos dimos cuenta de que esto era “en serio”.

Pero como todo en Bolivia, algunos se fueron relajando, de los controlados y de los controladores, y nuevamente se vio que la noche se volvía más larga. Pero algo comenzó a ser muy evidente, en el caso de los locales a todos no se los mide con la misma vara porque resulta que algunos de los que fiscalizan son más contemplativos con unos que con otros. Se obliga a cerrar a ciertos “boliches” y hasta se les sanciona cuando “al lado” el vecino sigue atendiendo hasta que “las velas no arden”. No existe razón alguna por la que unos tienen la obligación de cumplir con la ley y otros no, salvo que la ley de “quien pone mas” se imponga, no queremos pensar así pero sería bueno que no den lugar a que nadie piense nada malo de esas caprichosas actuaciones. Esta extraña y llamativa discriminación ayuda a que lo logrado con tanto trabajo vaya perdiendo seriedad y respeto de parte de los mismos dueños de locales y hasta clientes. Es muy cierto que los propietarios deben ayudar cumpliendo lo dispuesto sin necesidad de que nadie se los recuerde o imponga, de esta manera mostraremos que una sociedad madura comienza a caminar con pasos propios.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación informó del rescate de dos pumas que se encontraban en cautiverio en un lote baldío del municipio de Yacuiba, los que fueron enviados al Parque Urbano de la ciudad de Tarija.

RESTA

La Cumbre Departamental de Salud reveló el pésimo estado en el que se encuentra esta área en el departamento con respuestas que no terminaron de convencer por parte de las instituciones departamentales y municipales.