SAB
FEB
16
SAB
FEB
16

Lo encarcelan por violar a una niña de 10 años






30 marzo, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriódico- marzo 30/ 2018) Tras dos horas de audiencia de medidas cautelares; la juez de instrucción cautelar tercero en lo penal, Felipa Escalante, resolvió dar detención preventiva en el penal de Morros Blancos a un hombre de 32 años, quien fue imputado de violar a una niña de 10 años. El agresor es el padrastro de la menor.
El primer ataque ocurrió el año 2016, cuando una niña de 10 años fue víctima de violación de su padrastro.
La menor prefirió callar por las amenazas de muerte que ella recibía de su agresor.
Las agresiones continuaron por dos años más y el 2017, ella decidió contarle a su madre. Tras ser denunciado, el agresor se dio a la fuga y recién el pasado lunes pudo ser capturado.
El fiscal de materia Daniel Lobos, informó que presentó las pruebas para demostrar que el hombre es el autor del delito de violación, como el informe psicológico de la niña y el del médico forense, quien confirmó que hubo un abuso sexual.
“Creemos que la juez actuó con toda la razón, pues como descargo, el imputado no presentó ninguna prueba que se encontraba prófugo de la justicia, y ahí también, se activó el peligro de fuga como de obstaculización al proceso”, añadió.
Lastimosamente, las agresiones sexuales fueron por dos años más y recién el 2017, la menor en su unidad educativa habría participado de un taller, donde el tema principal era la violación. Al tener conocimiento de que su padrastro le hacía, era considerado un delito, ella decidió contarle a su madre.
La madre al tomar conocimiento, fue a formalizar la denuncia ante la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia.
“Se continúa con el proceso, se entra a la etapa de preparación de pruebas para un juicio, mismo que será solicitado en los próximos meses”, concluyó el fiscal. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

En Bermejo se comenzaron a realizar tareas de limpieza y fumigación para combatir el dengue, enfermedad que ya suma más de 130 casos.

RESTA

Que se destruyan 17 toneladas de comestibles y otros productos decomisados por la Aduana, mientras existen centros de acogida en los que escasean los alimentos.