DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

BUSCANDO UNA VIDA MEJOR





24 marzo, 2018

El hacer por hacer, sin priorizar, para dar contento o por simple capricho son características actuales de quienes nos gobiernan y como que han tratado de posicionar en gran parte del imaginario colectivo la idea de que cada dia estamos mejor, que tenemos una Tarija más linda.
Los resultados de la carencia de dichos elementos los vivimos ahora, una ciudad que no sabe hacia donde va y no sabe para que va ni como va, los tarijenos no hemos sido capaces de definir nuestro rumbo y destino, no somos capaces de decir qué clase de ciudad tenemos porque simplemente no tiene norte, en realidad nunca se le dio un norte.

La visión a futuro y la determinación de políticas claras que encaminen el desarrollo son, entre otros, elementos imprescindibles en una gestión que pretende transformar positivamente la realidad de un pueblo.
Uno de los puntos flacos de la gestión radica en la incapacidad en una década y un lustro de reordenar el tráfico vehicular y el transporte público, una actitud siempre permisiva por ganar puntos y votos con el sector ha llevado a convertir a nuestra ciudad en un caos andante que nos arrolla cada día varias veces. La interesante idea de ampliar las aceras termino cayendo mal pues no estuvo acompañada de otras medidas complementarias que hubieran ayudado a tener resultados distintos, solo lograron que el comercio informal encontrara espacios más cómodos para extenderse privando de sus espacios a los peatones y que las calles se volvieran tan angostas que nadie sabe que pasara cuando se presente un incendio o una emergencia médica o policial ya que los vehículos de socorro no tendrán por donde pasar sin chocar otros motorizados o atropellar a unos cuantos distraídos.

La idea de construir una nueva terminal de pasajeros de inicio fue aplaudida ya que la vetusta terminal actual fue rebasada en su capacidad por el creciente negocio del transporte y además quedo en el centro de la ciudad, en medio de una de las pocas vías de descongestión que tenemos y rodeada por callejuelas estrechas inadecuadas para que por ellas transiten buses de alto tonelaje. Tan pequeña quedo la terminal que las empresas tuvieron que comprar o alquilar otros ambientes en los alrededores para prestar otros servicios como el de carga, encomiendas, etc. Otra historia fue definir donde tendría que ubicarse la nueva terminal, tema que genero polémica, debate y desnudo una vez más que en el municipio se improvisa y no se manejan criterios técnicos serios. Hasta se habló de construir una al norte y otra al sur de la urbe, los argumentos fueron tan débiles que hasta quienes no terminaron el colegio criticaron, cuestionaron e incluso impidieron que esta idea se concrete. Lo cierto es que se decidió, se licitó , adjudico y se comenzó a construir la nueva infraestructura, se pensó que al espacio actual se le daría otro destino totalmente diferente considerando los antecedentes y las razones por las que se tomo la decisión de construir otra terminal pero resulta que no es así, pues la actual se quedara como una terminal para transporte interprovincial. Trufis y mini vans seguirán “colmatando” la zona, atorando la avenida y las callejuelas estrechas, más aún si vemos que esta clase de transporte es masivo, exige mayor número de unidades porque su capacidad de pasajeros es menor y para cubrir la demanda se precisan más vehículos, si consideramos que con el crecimiento de la población la demanda irá en aumento.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.