MIE
NOV
14
MIE
NOV
14

Guantes, gorros y mandiles son escasos en mercados de abasto






22 marzo, 2018

El manipuleo de los alimentos no siempre es el indicado, lavando los platos y sirviendo comida casi al mismo tiempo, algo común en las calles

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 22/2018) Las normas básicas y el uniforme que cada comerciante debe tener al momento de vender un plato típico de la región tarijeña, un desayuno o un “combinado”, no se cumplen en totalidad, porque solo un centro de abasto en la ciudad de Tarija, cumple a cabalidad con las reglas que exige este rubro.
Al respecto, la intendente, Rosa Mendoza Mancilla, dijo que en el Mercado Central de forma específica, el control es “minucioso” en cuanto al uso de los instrumentos que deben portar las cocineras al momento de elaborar y servir su producto.

“Viene mucha gente del extranjero, por el tema turístico, el control debe ser muy minucioso, las comerciantes utilizan su mandil, gorro e incluso, se organizaron de forma interna, para usar un color específico”, explicó.
Cada puesto en el Mercado Central, cuenta con una persona que se dedica a una función exclusiva, una se dedica a servir la comida, otra se encarga de llevar los platos a la mesa y aparte, otra se dedica al cobro del dinero.
“Hemos coordinado con los vendedores, que en cada puesto debe haber solo tres personas, las que cumplen con cada una de estas funciones, precisamente, para no contaminar de ninguna manera, la comida que expenden”, destacó.
Sólo en el Mercado Central, son alrededor de 70 comerciantes que se dedican a este rubro, mientras que los centros de abasto más pequeños cuentan con un número menor de vendedores.
Denuncias de los usuarios
Las quejas y denuncias, sobre la falta de cuidado en cuanto a la manipulación de alimentos en los centros de abasto públicos, llegaron hasta la Intendencia Municipal.
“Se les llamó la atención y se procede a realizar un acta de compromiso; sin embargo, algunos son renuentes, por este motivo, lo que queremos, es ampliar el reglamento interno que se tiene en el Mercado Central, para que se aplique en otros centros de abasto”, indicó la intendente.

A través de este reglamento interno que se maneja en el Mercado Central, en el que, las comerciantes acatan las normas para portar el uniforme que corresponde al momento de elaborar alimentos, que podría ser aplicado en otros mercados, realizando las sanciones correspondientes.
Sanciones a vendedoras que no utilicen uniforme
Cuando una comerciante no utiliza el uniforme o los instrumentos correspondientes para elaborar alimentos, por primera vez, se procede a realizar una notificación, según informó, la intendente, Rosa Mendoza.
“Una segunda, tercer o cuarta vez, se procede de forma inmediata a la clausura del puesto de venta; si alguna persona presenta su queja porque encontró un cabello, insectos o cualquier objeto en su comida, en ese momento se clausura”, refirió.
Las comerciantes que se dedican a la venta de platos en los mercados, conocen muy bien los riesgos que corren al no utilizar el uniforme correspondiente para este rubro, estos pueden ser pérdidas económicas por los tres días de cierre, a los que pueden someterse.

Los riesgos de las labores de un inspector
Para los 12 centros de abasto municipales que existen en la ciudad de Tarija, solo 33 inspectores deben organizarse para realizar la labor de control en cuanto a la inocuidad y normas sanitarias que se deben seguir en cada uno de estos centros de abasto.
La inspectora de la Intendencia, Zulma Miranda, dijo que el número de inspectores en esta institución, no abastece la cantidad de centros de abasto en la ciudad, además, de los controles que realizan en las ferias callejeras de cada barrio.
“Hay restaurantes, comedores populares, entre otros, donde el comercio de alimentos es alto. Como una experiencia personal, recibí denuncias de parte de los comerciantes, agresiones físicas y verbales es todo el día, todo el tiempo”, lamentó la funcionaria.
Miranda, acotó que generalmente, proceden al decomiso de los alimentos y por este motivo, los propietarios se pueden molestar; aunque, no toman en cuenta, los riesgos en la salud de las personas, que pueden ocasionar por la mala elaboración de un plato.
Usuarios con una escasa cultura de denunciar
La población en general, no cuenta con una cultura de defender su derecho en cuanto a su salud a través de los alimentos consumidos en diferentes sectores, reveló la inspectora de la Intendencia Municipal, Zulma Miranda.
“Por ejemplo, un cliente ve un pelo en su comida y lo que hace es hacerlo a un ladito para continuar comiendo, no dice nada; incluso yo como consumidora, una vez pude ver al comer un rosquete, cómo la vendedora no podía separar un cabello de la masa”, indicó.
Las denuncias de los usuarios, pueden ser remitidas a las oficinas de la Intendencia en el primer piso del Mercado Central, también podrán ser enviadas a su página de Facebook, que está con el nombre de: Dirección de Orden y Seguridad Ciudadana. (eP).

elAPUNTE
Controles en el mercado Bolívar

En el mercado Bolívar, la situación cambia, porque las comerciantes que se dedican a la elaboración de alimentos comestibles, al ver que el personal de la Intendencia se retira y culmina su labor, proceden a despojarse de su uniforme para trabajar.
“Se sacan los gorros y su uniforme para trabajar; esto parte de la cultura que debería de tener cada una de las vendedoras”, lamentó la intendente.
El seguimiento de forma específica, será realizado por esta instancia con el objetivo de hacer cumplir a cabalidad las normas de inocuidad alimentaria y la manipulación de alimentos.
La inspectora designada del mercado Bolívar, María Luis Gamarra, dijo que los controles que realizan en este sector, también son ejecutados en las avenidas Belgrano, Potosí como en el parque Bolívar.
“Estoy sola realizando los controles en estos lugares, cuando paso por el sector de comidas, pido que se pongan sus uniformes, pero cuando me voy, tienen la costumbre de volverse a sacar, tenemos que pedir a cada rato lo mismo”, lamentó.
losDATOS
En la Intendencia existen 33 inspectores, quienes deben distribuirse en los 12 mercados que se encuentran en diferentes barrios de la ciudad de Tarija.

NOTA DE APOYO

Capacitaciones de la Alcaldía a comerciantes

El chef profesional, Jaime Vaca, dijo que desde la gestión pasada, realizaron capacitaciones teóricas a las comerciantes que se dedican al rubro de la elaboración de comidas, junto a técnicos de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Alcaldía.
“Ahora estamos entrando en una etapa de capacitación in situ con todo el personal del Mercado Central, para luego pasar a otros centros de abasto”, contó el profesional.
En estos talleres enseñan sobre el buen uso de guantes y barbijos. “El caso de los gorros, será de uso obligatorio con una rejilla que cubra todo el cabello”, explicó.
Vaca, destacó que está trabajando en el tema de las normas básicas de higiene en la elaboración de alimento, con el objetivo de brindar una atención al cliente de calidad y generar gastronomía con identidad.
“Existe un proyecto vigente con la Alcaldía y todos los que trabajan en los mercados, tanto en higiene y manipulación de alimentos, como también en atención al cliente”.
Los resultados de estas capacitaciones, empezarán a anotarse, según Vaca, en unos dos meses, después de la primera etapa de capacitación práctica. Las capacitaciones inician la próxima semana.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Entidad Municipal de Aseo de Tarija, dispuso realizar un cambio de horario en el servicio de recojo de basura en los barrios del centro de la ciudad, con el fin de evitar conflictos y nudos viales como viene ocurriendo a la fecha.

RESTA

El insulto y la incitación a la violencia por parte de la dirigente gremialista de Villa Montes, Gaby Gandarillas, en contra de los tarijeños, o mejor dicho de sus hermanos del mismo departamento. Para colmo, la dirigente mostró en sus declaraciones una fuerte falta de conocimiento respecto a la producción de hidrocarburos.