VIE
SEP
21

Cívicos de Entre Ríos divididos






20 marzo, 2018

ÁLVARO POSTIGO/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – marzo 20/2018) Las denuncias y contra denuncias por el Comité Cívico de Entre Ríos, continúa generando polémica no solo en la provincia O’Connor, sino que tiene eco a nivel departamental.
Hay dos directivas, cada una asegura ser la legítima. Por un lado, Eduardo Fernández dice ser el presidente, pero en la vereda del frente, aparece Yanet Molina, quien sería la dirigente reconocida por el Comité Cívico Departamental.
Fernández se encuentra a cargo del comité impulsor del proyecto de ley para la redistribución de los recursos por regalías.
Este dirigente, no a poya a la dirigencia departamental del Comité Cívico, sin tener el reconocimiento de la directiva en Tarija.
Al mismo tiempo, Yanet Molina, denunció que Fernández fue posesionado y reconocido por autoridades afines al oficialismo, asegurando que no fue electo por las instituciones de la provincia O’Connor.
Molina dijo que sí está reconocida ante el Comité Cívico Departamental, al haber liderado las movilizaciones en O’Connor que promovieron las dirigencias en todo el país.
La dirigente dijo que en Entre Ríos, capital de esta provincia, desconocen las acciones asumidas con relación al proyecto de ley presentado por las regiones productoras.
El presidente del Comité Cívico Departamental, Juan Carlos Ramos Jurado, acotó que Fernández no está reconocido como el representante de Entre Ríos, solicitando “que no usurpe” cargos, ni utilice el nombre de las instituciones. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

El Colegio de Comunicadores Sociales de Tarija ya tiene su personería jurídica y está organizando la elección de sus dirigentes. En buena hora la organización de los profesionales en el área de la comunicación, desde donde puedan normarse las reglas éticas para los profesionales no solo de los medios de prensa, sino también de las instituciones públicas como privadas.

RESTA

La respuesta esquiva de la Dirección de Ingresos Municipales respecto a la falta de controles a las tiendas que ofertan productos de contrabando, desligando toda responsabilidad, cuando es una realidad palpable en el centro de la ciudad como en diferentes barrios de la capital.