DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

Universitario le pintó la cara a Municipal






19 marzo, 2018

– La U comenzó ganando con gol de Cristian Urzagaste, mientras que el Edil empató por intermedio de Álvaro Martínez

JOAQUÍN JORDÁN AZURDUY

El cuadro de Universitario la tarde de este domingo estuvo cerca de llevarse las tres unidades del torneo Oficial de la principal división del fútbol tarijeño temporada 2018, empató con el elenco de Municipal (1 a 1), el partido se jugó en el estadio Municipal La Bombonera con el arbitraje del colegiado, Edmundo Aguado.
DESARROLLO DEL PARTIDO
Ambos equipos ingresaron al terreno de juego con la premisa de ganar el compromiso, el favorito, era el onceno de Municipal; por su parte, el cuadro que representa la Universidad Juan Misael Saracho (Universitario), tenía la misión de sorprender al rival.
El primer gol del partido llegó a favor de Universitario, el autor fue Cristian Noel Urzagaste, aprovecha un error en la defensa que no puede sacar a tiempo el balón de la zona de peligro y saca un remate a media altura, el meta de Municipal, estaba adelantado y no pudo hacer nada para que evitar la caída de su portería.
SEGUNDO TIEMPO
Municipal tenía la misión de emparejar el marcador, el entrenador Tolaba realizó los cambios necesarios, mandó al terreno al volante, Rolando Solís, si bien mejoró el rendimiento del plantel pero no fue suficiente.
El gol del empate llegó a los 39 minutos del complemento, el encargado de marcar fue, Álvaro Martínez, aprovechó la falencia en la cobertura de la defensa rival y lograr emparejar el marcador, Martínez, ingresó al terreno de juego en reemplazo de José Gaspar en el primer tiempo.
Los jugadores del elenco Edil se volcaron al campo rival en busca del gol del triunfo pero no pudieron concretar y se quedaron con el empate de 1 a 1.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.