VIE
SEP
21

​Servicios de correos serán regularizados en esta semana






15 marzo, 2018

Los beneficios sociales y desahucios a los 14 extrabajadores en Tarija, ya fueron liquidados

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 15/2018) Al transcurrir 15 días del cierre de la Empresa de Correos de Bolivia (Ecobol), usuarios que desean mandar o recoger su correspondencia, manifestaron su molestia, debido a que aún no fue habilitada la nueva Agencia Nacional de Correos en Tarija; sin embargo, los extrabajadores, ya obtuvieron un respiro cuando  procedieron el lunes a pagar sus indemnizaciones.

El jefe departamental del Ministerio de Trabajo, Ramón Vilca Romero, informó que en las dependencias de esta institución en presencia de la inspectora laboral, instruyó  revisar cada uno de los finiquitos de los 14  trabajadores de Ecobol en esta ciudad.

“Los funcionarios del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, fueron los delegados para hacer cumplir con este pago y el lunes todo salió sin problemas, puesto que los trabajadores firmaron voluntariamente sus finiquitos, donde se establecen sus beneficios sociales”, explicó.

Vilca, aseguró que  ningún trabajador se quedó con alguna deuda por las liquidaciones, por lo que  procedieron al cumplimiento, a través de las firmas, con los finiquitos desde la parte empleadora a los trabajadores con los montos que fueron determinados en cada caso.

“Hay trabajadores que cumplieron más de 25 años, entonces,  fueron montos interesantes e importantes a favor de cada trabajador, no se desconoció absolutamente ningún derecho que establece la Ley General del Trabajo, en cuanto al tiempo de permanencia que tenían ellos durante su etapa en Ecobol”.


Parte de los trabajadores de la exempresa de correos, tal como afirmó Vilca, tenían más de 25 años de trabajo en esta institución, por lo que los beneficios sociales de una de aquellas que tenían más antigüedad ascendió a los Bs 200 mil.

El gerente administrativo financiero interino de Ecobol,  Javier Yampasi, reveló en una entrevista a un medio impreso nacional, que las compras por internet por parte de los usuarios, representaban un 40 por ciento de los ingresos a esta empresa, un porcentaje que sostenía a la institución.

“El 80 por ciento del volumen procesado por Ecobol, eran cartas de familias y el resto era paquetería, envíos de encomiendas postales internacionales. Hoy, el 40 por ciento del tráfico que tiene la empresa es por compras vía internet. En este momento la paquetería nos está dando sostenibilidad”, expresó Yampasi.

Según el artículo 20 de la Constitución Política del Estado, el servicio postal se constituye en un derecho de todo ciudadano. “Toda persona tiene derecho al acceso universal y equitativo a los servicios básicos de agua potable (…), postal y telecomunicaciones”.

La empresa de correos presentaba problemas desde gestiones pasadas; el 6 de febrero de 2014, el entonces ministro de Obras Públicas, Vladimir Sánchez, refirió que la situación de la empresa era “crítica”, porque no era capaz de generar sus propios ingresos para el pago de sus gastos operativos. 

Esta situación, llevó a que se generen y registren deudas con las administradoras de fondos de pensiones (AFP), Impuestos Nacionales y otros. En Tarija, se evidenció en numerosas oportunidades, que los trabajadores de esta empresa paraban sus funciones, por falta de pago a sus salarios.
Aún no funciona la “nueva” empresa de correos

La Unidad de Liquidación de Ecobol, dependiente del Ministerio de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, anunció a través de un comunicado virtual a todos los usuarios, que la entrega de correspondencia  EMS nacional en las ciudades de Oruro, Potosí, Sucre, Tarija y Trinidad, iniciaría esta semana.

Sin embargo, en la ciudad de Tarija, esta situación no se dio, porque los usuarios se presentaron en las oficinas de la exempresa de correos, con la esperanza de recoger sus encomiendas, pero si el nombre del usuario no figuraba en una lista que se encontraba en puertas de Ecobol, no podía ingresar.

“Estoy esperando una encomienda que me mandaron desde Singapur de noviembre del 2017, normalmente tardaba entre uno a dos meses en llegar aquí, pero ahora me dicen que no hay nada con mi nombre en los depósitos, es insólito,  porque ni si quiera existe personal trabajando en estas oficinas, solo dos oficiales de la policía”, lamentó uno de los  molestos usuarios.

Antecedentes de Ecobol

El Servicio Postal Boliviano nació 3 días antes que la República de Bolivia, el 3 de agosto de 1825, hasta convertirse mediante el D.S. Nº 22616, de fecha 8 de octubre de 1990, firmado por el entonces presidente de la República,  Jaime Paz Zamora, creó la Empresa de Correos de Bolivia.

Esta empresa fue creada según Decreto Supremo Nº 22616 de fecha 8 de octubre 1990, posteriormente fue elevado a rango de Ley de la República Nº 1424 de fecha 29 de enero de 1993. Ecobol, cerró sus puertas el 1 de marzo a escala nacional, una entidad que solía llegar a más de 189 países en los cinco continentes del mundo con una amplia variedad de servicios postales.

Algunos de estos servicios eran de expreso (Express Mail Service), giros postales, apartados postales, encomiendas postales, envío de correspondencia agrupada  y filatelia. (eP).

elAPUNTE

Ecobol ya no era auto sustentable

El ministro de Obras Públicas, Milton Claros, justificó la determinación argumentando que la Empresa de Correos de Bolivia, no era “auto sostenible” y que trabajó con números rojos en los últimos tres años.

La agonía de la empresa se arrastró desde el 2015, cuando la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT),  intervino la entidad.

Para el economista, Pablo Cuba, Ecobol recibió una deuda alta, además de salarios, lo que contribuyó al proceso de cierre. 

“Tiene que adecuarse a la realidad, al tamaño de la demanda, no se puede mantener una cantidad enorme de trabajadores”, indicó.

El Decreto Supremo 3495 establece el cierre de Ecobol y la apertura de la Agencia Boliviana de Correos, que se hará cargo del despacho y envío de la correspondencia  hasta la siguiente semana.

losDATOS

El presidente del Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), Mario Cazón, explicó que la extinta Empresa de Correos de Bolivia,  tiene una deuda tributaria de Bs 176,5 millones, monto que debe ser honrado por la Unidad Liquidadora de esa institución.

NOTA DE APOYO

Los servicios de correos solían causar molestias y alegrías

Los servicios de Ecobol, no siempre fueron buenos; sin embargo, existen personas que añoran el servicio y otras que se alegran que esta empresa ya no exista, más aún, cuando desde el Gobierno Central, anunciaron que nuevas tecnologías, serán implementadas en la nueva Agencia de Correos de Bolivia.

Una usuaria, reclamó que una amiga le mandó una encomienda con productos “invaluables” desde Canadá en noviembre del 2016, y cuando los encargados de llevar las mismas hasta la puerta de su hogar, le entregaron su paquete, este se encontraba en pésimas e insalubres condiciones, después de seis meses de haber sido enviado a Bolivia.

“El paquete enviado por una amiga muy querida desde Canadá, salió antes de Navidad y llegó ahora,  la miel, fotos y cartas invaluables. Estos sinvergüenzas del correo la trajeron desarmándose y llena de moho”, reclamó molesta una usuaria.

Por su parte, otra usuaria, Carla Guzmán, afirmó que la esperanza es lo último que se pierde, cuando una de sus encomiendas, tardó un año en llegar a su domicilio desde un país asiático.

“La esperanza es lo último que se pierde, recibí un paquetito del correo con unos botones que no recordaba haber pedido. Me fijé en mi historial de pedidos y era un pedido del 17 de febrero 2017, es decir, se cumplió un año”, destacó Guzmán.  (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación informó del rescate de dos pumas que se encontraban en cautiverio en un lote baldío del municipio de Yacuiba, los que fueron enviados al Parque Urbano de la ciudad de Tarija.

RESTA

La Cumbre Departamental de Salud reveló el pésimo estado en el que se encuentra esta área en el departamento con respuestas que no terminaron de convencer por parte de las instituciones departamentales y municipales.