MAR
OCT
16

Formas en las que le arruinas la vida a tu ex






12 marzo, 2018

Cultura Colectiva

Más que ayudar a superar una pérdida, mostrarse amistoso con un ex puede arruinarle la vida al confundirle más.

Las rupturas amorosas son dolorosas y complicadas, sobre todo cuando aquello que se cree ausente sigue tan actual. Esa incertidumbre amenaza cualquier indicio de progreso en el intento por dejar ir a quien ya no quiere estar ahí. Cuando una relación llega a su fin, se entiende que el amor es uno de los sentimientos más ambiguos en este mundo. Mientras éste puede hacer explotar de felicidad a alguien, el mismo puede hundir en la miseria a otro.

Durante el intento por recuperar la felicidad después de una ruptura sólo existen dos opciones: regresar u olvidarse de que hubo alguien con quien se compartió todo. Sin embargo, en ese proceso de emancipación emocional siempre existe la amenaza constante de que alguna de las partes decida no irse por completo.

¿Conoces las diferentes formas en las que le podrías arruinar la vida a tu ex?

Cuando te pregunta acerca de tu estado y tú le hablas de lo bien que la estás pasando con tu nueva pareja, definitivamente le estás golpeando el orgullo y mucho más a tu ex. No importa quién haya terminado con la relación, hablar sobre esos temas siempre será incómodo.

Si para la otra persona tu partida significó un momento doloroso y decides, por alguna extraña razón, regresar a su vida aunque no sea para intentarlo de nuevo, ten por seguro que lo lastimarás. Su mente comenzará a atormentarlo con todo tipo de sentimientos acerca de ti y recuerdos de lo que tuvieron juntos.

Nunca le vuelvas a decir “te quiero” después de haber terminado la relación. No son amigos, son expareja, e inevitablemente siempre existirá algo que les impida verse como otra cosa, no importa cuán maduros sean o en qué tan buenos términos haya terminado su relación. Por más que sientas algo lindo hacia esa persona es mejor mantenerlo oculto por el bien de ambos.

No importa cuánto te preocupes por su bienestar, las “visitas sorpresa” siempre le van a arruinar el día. Te ame o te odie, el duelo siempre es más pesado si la persona a quien “perdió” se mantiene a su lado como si nunca se hubiese ido. Si ha decidido dejarte ir, ¿por qué tú no haces lo mismo?

Cualquier mensaje que diga “me acordé de ti” es una verdadera bomba. Justo cuando por fin te estaba superando, el hecho de decirle que aún existe en tus pensamientos es el incentivo perfecto para que crea que no tiene que superar nada, pues aparentemente estás en toda la disposición de aceptarle de nuevo no sólo en tu mente, sino en tu vida.

Tus redes sociales son un gran obstáculo para que logre superar su ruptura, aunque no lo notes, constantemente aparecen indicios de lo que hubo entre ustedes. Si compartes contenidos que de alguna forma le recuerden algo que solían hacer juntos es probable que la nostalgia le invada e incluso piense en llamarte para que disfruten esa actividad, juntos, una vez más.

Si decidieron terminar la relación no es necesario que sigan teniendo ningún tipo de conversación. No sólo acabaron con una etiqueta, también le pusieron fin a algo que no estaba funcionando. Es inútil seguir al lado de alguien que pertenece al pasado.