LUN
OCT
15

Autopsia revela que Gabriel murió estrangulado el mismo día que desapareció






12 marzo, 2018

Agencias

Gabriel Cruz, el niño cuya desaparición mantuvo en vilo a España durante casi dos semanas, murió de asfixia por estrangulamiento el mismo día en el que se le perdió el rastro, según la autopsia a la que tuvo acceso el diario “El Mundo”.

La Guardia Civil española detuvo el domingo a Ana Julia Quezada, la pareja del padre de Gabriel, cuando trasladaba en la maletera de su auto el cadáver del niño de 8 años.

de acuerdo con “El Mundo”, el resultado de la autopsia es clave para determinar qué pasó durante las últimas horas de vida del niño, al que se perdió el rastro el pasado 27 de febrero cuando salió de casa de su abuela para ir a jugar a una casa de unos primos a unos 100 metros de distancia.

La detenida Ana Julia Quezada, de origen dominicano, estaba en el punto de mira de la policía desde que el pasado sábado 3 de marzo avisó a los agentes tras supuestamente haber descubierto, junto a su novio, una camiseta blanca que contenía restos de Gabriel, en una zona que ya había sido previamente rastreada.

El cuerpo de Gabriel fue encontrado después de casi dos semanas de angustiosa búsqueda en la que participaron más de 2.600 voluntarios y casi 1.500 profesionales.

En un primer momento la investigación parecía apuntar a un vecino de una localidad cercana a Níjar, que fue detenido dos días después de la desaparición del pequeño por incumplir una orden de alejamiento respecto a la madre de Gabriel, a quien acosaba desde que la conoció durante una carrera popular.

El hombre acababa de ser condenado, el pasado febrero, a seis meses de prisión por quebrantar esa orden e ingresó en la cárcel el 3 de marzo, pero no por la desaparición de Gabriel, que siguió siendo buscado.

El viernes pasado, unas 8.000 personas acudieron a la llamada de los padres para concentrarse en Almería y pedir que su hijo regresara a casa, a la que asistió también la ahora detenida.

Allí su madre, Patricia, pidió respaldo a la iniciativa del colegio del niño para que miles de “pescaítos” -como llamaba a su hijo cariñosamente por su pasión por los peces y el mar- ayudasen a que el pequeño volviera a casa.

La noticia del hallazgo del cadáver del pequeño ha conmocionado a la sociedad española, que había inundado las redes sociales con cientos de dibujos de peces.

En un comunicado oficial, la Embajada de la República Dominicana en España expresó “su más sentido pesar y profundo repudio” por el asesinato del niño “cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en Almería, en un vehículo conducido por la ciudadana de origen dominicano Ana Julia Quezada”.

Para la Embajada dominicana, la muerte de Gabriel es una “tragedia” que “ha estremecido a nuestra laboriosa comunidad en España y a la sociedad dominicana que ha seguido muy de cerca el caso”, a la vez que transmite “un mensaje de solidaridad a los padres y familiares” del pequeño.