MIE
SEP
19

Mujer racista en España: “Soy blanca, te puedo matar y no pasa nada”






9 marzo, 2018

Agencias

Un actor sufrió una agresión producto del racismo en una cafetería en la localidad madrileña de Móstoles, España, en un hecho que se ha hecho conocido por la brutalidad de las palabras que supuestamente pronunció su agresora antes de romperle la ceja de un botellazo: “Soy blanca, te puedo matar y no pasa nada”. Los detalles fueron relatados en Facebook por la víctima.

Marius Makon, nacido en Camerún y con nacionalidad española, es un actor que ha aparecido en varias series en la península ibérica. Él es quien relató en Facebook la manera en la que vivió el racismo cuando se acercó a la barra del local.

“Habiéndome acercado a la barra para solicitar unos cuantos cafés la chica que aparece en la foto, se gira y me dice ‘no quiero negros de mierda detrás mío'”, relata en Facebook el ciudadano radicado en España que fue víctima del caso de racismo.

Lo que continúa es aún más indignante que el solo hecho de que a uno lo insulten por pararse en una barra. Según contó en la red social, Makon intentó responder con absoluta mesura al insulto señalando que solo estaría en el lugar un instante y se retiraba.

La mujer, siempre según el relato del denunciante en Facebook, siguió con insultos racistas y en medio de ellos dijo: “Negro de mierda, soy blanca, te puedo matar y no pasa nada”. Esto antes de pegarle un botellazo en la ceja derecha.

En un video posterior publicado también en Facebook, el actor agradeció el apoyo de las personas que se solidarizaron con él. Al mismo tiempo, rechazó las afirmaciones en redes sociales que comentaban que el hecho podría ser un invento para ganar notoriedad.

“Quiero recalcar que soy un actor de profesión y por lo general en mi vida no he necesitado protagonismo. Acá la cuestión no es que pregunten si me lo he inventado o no. El racismo es real”, indicó en Facebook.

También relató, en el video publicado en Facebook, que ha recibido siete puntos de sutura en la ceja y ha hecho las denuncias pertinentes. Al mismo tiempo expresó su frustración porque, en un primer momento, la policía le dio a entender que él había sido el atacante. “Cuando la policía le dice ‘usted se puede marchar’ es que me he molestado”, agregó.

Asimismo señaló que muchos en Facebook cuestionaron la pasividad con la que respondió a la agresión racista por parte de la mujer. “No es por cobardía, la única forma de luchar contra esta lacra es el amor. El odio solo se puede responder con el amor”, sentenció.

Según informó Europa Press, los hechos de racismo narrados en Facebook ocurrieron el domingo por la mañana en la cervecería “Martinica”, ubicado en el Paseo de Goya en Madrid, España. La mujer, de 33 años y natural de El Salvador, fue detenida por agentes de la policía.