VIE
NOV
16
VIE
NOV
16

​La pobreza no se olvida de los niños






6 marzo, 2018

El trabajo más común en Tarija es el de ayudar con el recojo de bolsas en los mercados de abasto 

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – marzo  06/2018) La falta de trabajos en el departamento de Tarija es uno de los detonantes para que los niños,  tomen la iniciativa de desempeñar tareas laborales, al verse obligados a contribuir en la economía de la familia.

Las condiciones de pobreza también han generado que los miembros de los pueblos indígenas migren a las ciudades; bajo esta situación,  los niños se dedican al trabajo informal, realizando el lavado de autos, lustrando zapatos, vendiendo dulces, pan y masas típicas en los mercados o en las calles.

Radiografía de Tarija

La zona del  Mercado Campesino es el lugar donde se ve  niños trabajadores que desempeñan diferentes actividades; la mayoría comercializa bolsas, traslada bultos, lava platos o limpia aceras.

El jefe departamental del Ministerio de Trabajo en Tarija, Ramón Vilca Romero, explicó que el trabajo infantil es un tema “delicado”, porque está ligado a la pobreza, como así también a la falta de empleo o por el conformismo de otras familias.

“Estamos detrás de la erradicación del trabajo infantil, yendo en contra de aquello; si bien un menor desempeña diferentes tareas,  debe tomar en cuenta que está normado por una serie de situaciones que se deben tomar en cuenta”, explicó el funcionario de Gobierno.

La Defensoría de la Niñez tiene la competencia de registrar a los menores, para ello, fueron destinados más de 500 formularios, realizando un minucioso seguimiento,  porque supuestamente,  existen alrededor de 120  menores de 12 años que trabajan en el Mercado Campesino.

En una anterior entrevista, el director de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia de Tarija, Ramiro Pérez, indicó que tienen un registro de los niños comprendidos entre los 12 y 18 años que realizan actividades por cuenta propia. 

Trabajo en zafra

Las formas más graves de explotación, se dan en el trabajo en la zafra de caña de azúcar, especialmente en el municipio de Bermejo. 

Los adolescentes y las mujeres, son llamados “cuartas”, siendo considerados como ayudantes en faenas más livianas, recibiendo la cuarta parte del salario de un hombre adulto. 

En estos grupos,  también están incluidos niños menores de 12 años que acompañan a sus padres.

“La situación que nos ha preocupado,  es lo que ocurre en la zafra azucarera, donde niños están trabajando y haciendo tareas que no van acordes a su edad, por lo que instancias como la Defensoría de la Niñez debe buscar una solución”, dijo el funcionario del Ministerio de Trabajo.

El fiscal superior Gilbert Muñoz Ortiz,  informó que legalmente el Ministerio Público interviene  cuando los menores están siendo víctimas de abuso laboral, es decir,  cuando les hacen desempeñar funciones que no son acordes a su edad o que no están siendo remumeradas.

Normativa nacional vigente

La Nueva Constitución Política del Estado, aprobada en diciembre del año 2007, recoge en su artículo 13  IV que “los derechos y deberes consagrados en esta Constitución se interpretarán de conformidad con los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por Bolivia”. Por otro lado, los artículos 60 y 61 recogen la necesidad de velar por el interés superior del niño y prohíben el trabajo forzado así como la explotación infantil.

El compromiso de protección se plasma en el Código del Niño, Niña y Adolescente. 

Respecto del trabajo infantil y adolescente, el Código establece que el trabajo de adolescentes es permitido a partir de 14 años.

 Queda claramente establecido que los adolescentes comprendidos entre los 14 a 18 años no podrán trabajar en actividades peligrosas que atenten contra su salud, seguridad o moralidad.

Sindicato de niños

La Unión de Niños y Niñas Trabajadores de Bolivia (Unatsbo), es un sindicato de  menores trabajadores que cuenta con unos 15.000 miembros,  conocido por demandar abiertamente la legalización y la regulación del trabajo infantil en Bolivia. (eP).

Apunte

Normativa internacional

La Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Organización de las Naciones Unidas establece que los niños tienen derecho a protección y asistencia especiales bajo los preceptos de paz, dignidad, tolerancia, libertad, igualdad y solidaridad. 

En relación al trabajo infantil, la normativa internacional de derechos humanos lo prohíbe y recomienda la elaboración de mecanismos normativos como políticas públicas para lograr gradualmente su erradicación. 
En el caso del trabajo adolescente, está permitido siempre y cuando no atente contra su integridad mental, física o emocional.

En la convención sobre los derechos del niño, aprobada por las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989 y ratificada por el Estado boliviano en mayo de 1990, se manifiesta el derecho del niño  y adolescente a estar protegido contra la explotación económica, contra el desempeño de cualquier trabajo disponiendo, en consecuencia, que los Estados partes precisen una edad para permitir el trabajo.

Los datos

Bolivia es el único país en el mundo que permite el trabajo infantil desde los 10 años.

Existen alrededor de 120 niños registrados que trabajan en las calles de Tarija.