MAR
SEP
18

10 películas que muestran al límite los efectos de vivir con una enfermedad mental






21 febrero, 2018

Cultura Colectiva

¿Qué manías, adicciones, miedos, manías, vicios, aflicciones, filias y fobias tienes? Dime tu miedo y te diré que patología mental tienes…

En esta sociedad, las enfermedades mentales son una realidad cada vez más extendida y potenciada por el mundo moderno. La psicología no ha logrado desentrañar los misterios de cómo funciona nuestra mente, solamente sabemos que existe una cultura que nos infunde normas de comportamiento. Acorde a estas líneas, existen límites muy frágiles que en situaciones de crisis pueden llevarnos a graves desequilibrios mentales y emocionales.

La psicología explora las formas en que la mente funciona y ha llegado a categorizar los “desórdenes mentales”. Las situaciones de crisis pueden llevarnos a un desequilibrio mental y emocional, así como derivar en estados de trastorno mental. A veces la mente puede ser una prisión y llevarnos por laberintos interminables.

En realidad, si cualquier persona en la sociedad moderna hiciéramos un test mental, seguro encontraríamos alguna categoría de estas enfermedades aplican en mayor o menor medida a nuestra personalidad. En esas categorías hay pese a ello límites socialmente aceptables que no deben romperse, a condición de atravesar por una crisis.

Depresión, ansiedad, agorafobia, bipolaridad, esquizofrenia y una lista de etiquetas interminable que podría aplicarse a cada uno de nosotros. Miremos estas cintas, quizá encontremos en alguno de sus personajes, un espejo en el cual mirarnos.

Mr. Jones (1993) Michael Frigis

No la veas si estás feliz, tampoco si estás deprimido…

¿Qué sucedería si tu vida fuera como la de un auto que arranca a toda velocidad y de pronto se queda sin gasolina? La bipolaridad es esa enfermedad en la que se oscila entre la depresión profunda y ataques maniáticos, es una enfermedad poco conocida y compleja, pues para quien la tiene es difícil lograr un equilibrio entre ambos estados.

Este filme presenta la historia de un hombre que sufre de este trastorno. Ambas fases y estados de ánimo pueden ocurrir ya no sólo en meses, sino en el mismo día, presentándose fases de manía y de depresión, euforia e inactividad. La trama se torna más compleja cuando este hombre decide atenderse y medicarse, pues en el proceso de sanación conocerá a una doctora que cambiará no sólo su perspectiva de la vida sino del amor.

“Shutter Island” (2009), Martin Scorsese

Vela si estás seguro de que lo que miras a tu alrededor es real

Imagina que entraras a realizar una investigación a un centro de reclusión psiquiátrica y de pronto se pusiera en duda tu propia salud mental.

Esta historia nos sumerge en un retorcido juego de psicosis que puede convertirse en una pesadilla en el momento en que Daniels, un agente judicial se dirige a una isla en la cual está situado un hospital psiquiátrico para enfermos peligrosos. Él va a dicho centro a realizar una investigación, sin embargo en el camino descubrirá cosas muy extrañas. Un mensaje escalofriante recibirá Daniels de uno de los enfermos: “huye”. Si no hace lo indicado, quizá sea demasiado tarde, o tal vez se descubra una verdad oculta sobre su propia salud mental.

“Doce monos (1995), Terry Gilliam

Si las ideas llegan a tu mente como una tormenta de alucinaciones, esta película no es apta para ti.

Cuando estamos en crisis podemos desatar estados mentales que deforman la realidad y nos impiden dimensionar las situaciones. Este film, inspirado en la película “La Jetée” aborda los delirios y obsesiones que se desatan cuando Cole, el protagonista, se enfrenta a ofrecerse como voluntario para que realicen con él experimentos acerca de un virus letal, su tarea será trasladarse al pasado bajo un tratamiento que le impedirá distinguir el presente del pasado, y la fantasía de la realidad.

“Margaret” (2011 ), Kenneth Lonergan

Si has pasado por una situación que te haya causado shock, esta película puede causarte estrés postraumático.

Se trata de la historia de Lisa, una estudiante que después de sufrir un accidente y bajo la encrucijada de continuar con su vida y sanar, o poner a prueba sus propios principios morales y éticos, se ve enfrentada a una situación de crisis. La adolescencia es además otro punto clave de esta película, que nos enfrenta a la observación de la frágil línea entre la salud y el desorden mental o emocional.

“Te doy mis ojos” (2003) Icíar Bollaín

¿Estás seguro de que nadie te observa o te persigue?

El trastorno de la personalidad de tipo paranoide puede ser desatado después de una situación de crisis. Una cinta que a través de una trama que aborda la violencia contra la mujer, huye del maltrato que ha sido ocasionado por su marido, bajo el temor de que él la encuentre.

“Sé quién eres” (2000), Patricia Ferreira

¿Qué harías si un día tocan a tu puerta y te dicen que has cometido un crimen que no recuerdas haber cometido?

Amnesia es el tema central de este film, en el cual los actores se verán envueltos en una trama brutal en la cual el protagonista es acusado de un asesinato que según él no cometió. La acusación se empata con su pérdida de memoria y él comenzará a dudar si realmente pudo haber cometido tal atrocidad y haber ejercido un bloqueo mental para no recordarlo.

“Copycat” (1995),

¿Qué harías si tu profesión pusiera en riesgo tu propia salud mental?

Los psicólogos se ven enfrentados a situaciones cotidianas que pueden llevarlos a crisis en sus vidas y ver puesto en riesgo su propio equilibrio mental. La doctora de esta historia es especialista en asesinatos seriales. La paciente, a la cual atiende, sufre agorafobia tras haber sido violentada por un asesino que ahora tocará a la protagonista de la historia perseguir.

“My Name Is Khan” (2010), Karan Johar

¿Cuánto tiempo tardarías en recomponerte después de presenciar una situación de guerra o atentado?

Un filme indio-estadounidense que aborda la historia de un hombre musulmán con síndrome de Asperger, la crisis llega a ellos después de la situación generada por el ataque a las torres gemelas el 11 de septiembre de 2011. Aunado a ello la sociedad enfrenta una situación de “islamofobia”, esta película es clave para asomarnos a una situación de trauma colectivo.

“Borderline” (2008), Lyne Charlebois

¿Qué pasa cuando simplemente uno simplemente ya no se reconoce a sí mismo y pareciera adoptar otras formas de personalidad?

La historia de una mujer que sufre de trastorno de límite de la personalidad. NO solamente ella sufre esta desregulación emocional que la lleva a inestabilidad y la pérdida del sentido de identidad, sino que ella puede ya no escribir, sino que se ve arrastrada a actos en su vida que no siente poder controlar y lo peor: pocos entienden.

“Amour” (2012), Michael Haneke

¿Qué pasaría si un día perdieras la memoria y no pudieras siquiera hablar, ni recordar quién eres?

Una historia romántica en la cual una pareja de ancianos enfrentan graves dificultades de una enfermedad mental que surge en ella de la noche a la mañana: Alzheimer. Ella requiere tratamiento médico sin embargo su situación mental no tiene esperanzas de mejorar. Su esposo intentará cuidarla, pero se verá enfrentado a la decisión de la vida o muerte, como alternativa al sufrimiento de su amada.

“Mary and Max” (2009), Adam Elliot

¿Alguna vez te has sentido incapaz de mostrar tus emociones? ¿Qué pasaría si perdieras tu capacidad de sentir?

Es una película de animación stop motion, pero con base en hechos reales. Es la emotiva historia de dos seres solitarios en el mundo, una niña que sufre de bullyng y un anciano con síndrome de Asperger: síndrome en el cual es incapaz de mostrar emociones y comprender las de los demás. Ambos se harán cómplices de sus carencias emocionales. Esta película muestra la difícil relación entre seres que encuentran en su desequilibrio, la complicidad que generará una profunda y dolorosa amistad.

La mente depende de nuestras emociones y viceversa, de modo que ninguno estamos exentos de atravesar por una crisis que nos arrastre a una situación de “locura” y autodestrucción. Pese a ello, en las peores crisis surgen también los mayores signos de bondad humana que nos salvan de la locura y nos demuestran que en los límites de la locura, podemos hallar nuestra propia sanación.

Antes de juzgarnos, cabría preguntarnos: ¿quién está sano en esta sociedad enferma?