LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

​Lo dieron por muerto y se despertó en la morgue del hospital






19 febrero, 2018


Hay personas que  indicaron que podría tratarse de un caso de catalepsia, una condición médica en la que la persona yace inmóvil, su piel se vuelve pálida y sus signos vitales se vuelven imperceptibles


SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA

(elPeriódico- febrero 19/ 2018) El cuerpo de José (nombre ficticio) había sido trasladado a la morgue del hospital San Juan de Dios, después de que fuera atropellado, porque no le habían encontrado signos vitales. 

Sin embargo, cuando los médicos forenses estaban por establecer las causas de la muerte, el hombre se despertó, sorprendiendo a los profesionales. 

Tras el susto, los médicos coincidieron en que trataba de un caso de  catalepsia.

El relato pertenece a Juan Carlos C., un médico forense que trabajó en el hospital San Juan de Dios en los años 80, cuando apenas  realizaban las autopsias.

Juan Carlos no quiso dar su identidad porque aún siente que no pudo superar lo que le pasó y no quiere que más gente tenga pena de aquello.

Sin embargo, recuerda que el cuerpo de José, de 44 años de edad, había sido trasladado a la morgue pública, después de que fuera atropellado en la misma noche de Navidad y los médicos del servicio de emergencias no le encontraran signos vitales.

“No sabemos qué pasó en esa noche; pero estábamos de turno junto a un asistente y cuando  descansábamos un poco,  luego de hacer el brindis de Nochebuena, nos llamaron y nos dijeron  que estaban trasladando un cadáver, y que necesariamente necesitaban un informe forense”, dijo.

El hombre  había sido atropellado en la noche de Navidad y fue declarado muerto. Después, su cuerpo fue llevado a la morgue  para examinarlo y determinar la causa biológica de muerte.

“Llegaron y de inmediato nos dirigimos al lugar donde en esas fechas realizábamos las autopsias de ley; pero, ahí vimos que el hombre ya tenía el color de personas que fallecieron y de inmediato, nos preparamos para comenzar a revisar”, añadió Juan Carlos, al tomarse un vaso de agua, porque recordar ese caso,  le hacía sentirse mal, pero  alegre a la vez. “Son momentos difíciles”, continuó.

Recuerda que justo cuando iban a operarlo, el hombre despertó para sorpresa de los médicos, personal del hospital, y de él mismo, que no sabía cómo había llegado a ese lugar.

“Yo estaba con un implemento en la mano, de repente, el hombre se levantó de golpe, en cinco segundos,  todos nos quedamos quietos sin saber qué sucedía o qué broma nos estaban haciendo, primero nos reímos y luego,  el hombre comenzó a llorar, pidiendo auxilio”, relató. 

Recuerda que  su asistente se desesperó y también comenzó a llorar. 

“No sabía qué hacer, nunca pasó algo así y de inmediato, llamamos a emergencias, quienes ayudaron al hombre”, agregó al indicar que fue algo “sorprendente”.

Podría tratarse de un caso de catalepsia, una condición médica en la que la persona yace inmóvil, su piel se vuelve pálida y sus signos vitales se vuelven imperceptibles, pero todavía es consiente.

“Gracias a Dios el hombre despertó antes de que le toquemos, porque no cortamos nada y lo único que hicimos fue romper  la ropa”, mencionó.

Al mismo tiempo acotó  en la entrevista que fue como un “milagro de Navidad”, así se lo conoce desde entonces en el hospital, porque cuando llegaron los familiares a reconocer el cuerpo y a recogerle para enterrarlo,  se llevaron la buena nueva de que estaba con vida.

Estuvimos viendo el caso hasta el final, el hombre fue atropellado,  pero cuando le realizaron las investigaciones médicas no tenía nada, fue como si sus heridas curaron, porque no había rastros de un choque o una caída”, apuntó.

José, fue médico por muchos años más del hospital, pero este caso le cambió bastante, especialmente al momento de volver a efectuar autopsias. 

“La vida enseña muchas cosas, al hombre le dio una segunda oportunidad y a mí, como médico una enseñanza de revisar mejor antes de tocar  alguna persona, porque la ciencia no sabe explicar algunas enfermedades”, concluyó. (eP).
EL APUNTE

Catalepsia o muerte verdadera
En el país suelen contarse con frecuencia historias de personas, que luego de ser declaradas clínicamente muertas, emiten señales corporales que hacen dudar a quienes son testigos de esos episodios que ciertamente hayan perecido.  

La catalepsia es un estado biológico en el que la persona yace inmóvil, en aparente muerte y sin signos vitales, cuando en realidad se halla en un estado consciente, que puede a su vez, variar en intensidad.

En ciertos casos, el individuo se encuentra en un vago estado de consciencia, mientras que en otros, puede ver y oír a la perfección todo lo que sucede a su alrededor. Puede ser producida por el mal de Parkinson, epilepsia, por efectos de la cocaína o esquizofrenia.