VIE
SEP
21

Con el agua hasta el cuello






18 febrero, 2018

Redacción Central/Bolinfo/Tarija
(elPeriódico-febrero 18/2018) No es ninguna novedad, las falencias de la ciudad de Tarija en cuanto a desagües pluviales, sólo por decir algo, se hacen evidentes cuando cae una lluvia más intensa de lo normal, de nuevo comprobamos que en una hora podemos estar bajo el agua ya que las boca de tormenta simplemente no abastecen, no sólo porque técnicamente no son aptas sino porque es tal la cantidad de basura que contienen que hace que el líquido no circule con la fluidez requerida.
Para suerte nuestra, es como si San Pedro tuviera el tiempo de precipitación medido con cronómetro ya que cuando literalmente estamos con el agua hasta el cuello, la tormenta pasa aunque los problemas quedan, calles y viviendas inundadas, árboles caídos, quebradas desbordadas, etc… lo malo de esta historia que se repite sin cesar, es que no se hace lo que se tiene que hacer para ensanchar los desagües y tampoco se trabaja en la limpieza de los mismos, está claro que todos contribuimos con la suciedad y basura pero hay instituciones que deben luchar contra esa realidad, no basta solo decir que la gente es mal educada o que no cuida lo que tiene. Trabajos preventivos se deben realizar con la anticipación debida, sino no fueran preventivos, de nada sirven cuando ya nos inundamos.
Las imágenes que podemos ver en este reportaje, deben dejar de parecernos normales, deben ser una motivación para exigir a las autoridades la atención oportuna de estos requerimientos, tal vez como la temporada de lluvia está terminando se encuentre una razón más para dejar todo para el próximo verano, actuando con esta lógica siempre tendremos sorpresas muy desagradables. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Secretaría de Medio Ambiente de la Gobernación informó del rescate de dos pumas que se encontraban en cautiverio en un lote baldío del municipio de Yacuiba, los que fueron enviados al Parque Urbano de la ciudad de Tarija.

RESTA

La Cumbre Departamental de Salud reveló el pésimo estado en el que se encuentra esta área en el departamento con respuestas que no terminaron de convencer por parte de las instituciones departamentales y municipales.