MIE
SEP
19

En un domicilio almacenaban vísceras en mal estado






17 febrero, 2018

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico, febrero 17/2018) Una vivienda ubicada en el barrio Pedro Antonio Flores, fue intervenida por inspectores de la Intendencia Municipal, donde su propietaria, almacenaba vísceras para posteriormente venderlas  en estado de descomposición.

La intendente, Rosa Mendoza Mancilla, informó que al ingresar a esta vivienda, los oficiales municipales, pudieron constatar que en este lugar, manipulaban las vísceras que eran importadas desde el departamento de Santa Cruz.
“Se pudo evidenciar que el lugar era totalmente inadecuado para este tipo de actividades, las imágenes hablan por sí solas”, dijo Mendoza.
La funcionaria, contó que las vísceras, eran almacenadas en turriles con agua. Cuando ingresaron pudieron ver como  las moscas  sobrevolaban sobre el producto, encontrando también bacterías.
“Procedimos a notificar a la propietaria, pero no se encontraba en el momento, solo estaba su hija y en la tarde se presentaron los padres en las oficinas de la Intendencia”, informó.
La Intendencia, según la normativa municipal,  emitió una primera advertencia a los propietarios de la vivienda, quienes aseguraron que iban a sacar su licencia de funcionamiento; sin embargo, los técnicos de esta instancia,  junto con personal del Servicio Departamental de Salud (Sedes), van a realizar los análisis a las vísceras que encontraron y decomisaron en el lugar.
“Luego se pasará el informe con los resultados a la Unidad de Asesoría Legal de la Alcaldía para que  tome las acciones legales correspondientes, porque se está hablando de un  atentado contra la salud de la población”, aseguró, acotando que el caso podría agravarse en contra de los propietarios. (eP).
elAPUNTE
Propietaria  cuenta con un puesto en el Mercado Campesino
La intendente municipal, Rosa Mendoza, afirmó que la propietaria de esta vivienda, en la que encontraron grandes cantidades de vísceras en mal estado,  cuenta con un puesto de venta en el Mercado Campesino.
“Un inspector de la Intendencia se dirigió a este centro de abasto para realizar el registro correspondiente y posteriormente,  realizar la clausura del lugar que también se encuentra en las mismas condiciones”, reveló.