MAR
NOV
20
MAR
NOV
20

La mayor crecida del río Pilcomayo fue de 7,8 metros





16 febrero, 2018

LAURA VIDAURRE/ BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico- febrero 16/2018) El responsable regional en Villa Montes de la Oficina Técnica Nacional de los Ríos Pilcomayo y Bermejo (OTN-PB),  Gustavo Valdivia, dio  a conocer que los desbordes del río Pilcomayo se dan cada 12 a 15 años, siendo el de mayor magnitud del año 1997,  que tuvo un nivel de 7,8 metros.
Dijo que Villa Montes no ha tenido “mucha gravedad” en cuanto al desborde de los ríos a comparación de comunidades aledañas a ese municipio.
Refirió que estos desastres naturales se producen cada 12  a 15 años. “Ese es el periodo de retorno de estas grades riadas del Pilcomayo”.
Recordó que la última crecida de magnitud del río fue en el año 2002 con un nivel de 7 metros, siendo el de mayor magnitud el de 1997 que tuvo un nivel de 7,8 metros.
El crecimiento de la población ha ocasionado que instalen viviendas y negocios cerca del río Pilcomayo, estando en riesgo latente.
Destacó, que los defensivos que  colocaron en ambas márgenes del río Pilcomayo, a la altura de la ciudad de Villa Montes han resguardando la mayor parte de las viviendas.
Chimeo
Sobre los problemas que registraron a la altura de la represa de Chimeo, que alimenta al municipio de Villa Montes, indicó que pudieron identificar de manera  temprana la rajadura, logrando que  esta infraestructura no colapse.
“Si se rompía ese dique completamente, podía haber sido catastrófico, porque hay ciudadanos que se han instalado en las riberas de la quebrada Caimagüe”, reveló.
Informó que técnicos de la Entidad Ejecutora de Medio Ambiente y Agua (Emagua), lograron controlar el boquete y después efectuaron  la evacuación “de manera controlada”.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Están siendo desarrollados con normalidad los conversatorios dirigidos a los jóvenes de todas las provincias sobre temas de prevención y seguridad ciudadana.

RESTA

Regiones como la provincia O’Connor que son las principales productoras de hidrocarburos del país, tengan todavía comunidades en las que no cuentan con el servicio de gas domiciliario.