DOM
MAY
27

​Con el Martes de Albahaca se termina el Carnaval






14 febrero, 2018

El Mercado Central es el que congregó la mayor cantidad de personas, quienes aprovecharon la oportunidad para confraternizar

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-Febrero 14/2018) Con el Martes de Albahaca prácticamente culmina el carnaval, es así que se tiene la costumbre de hacer el  enflorado de sus negocios, domicilios particulares y también de los vehículos, esto como símbolo de agradecimiento por todos los bienes materiales conseguidos.

Claro ejemplo se realizó en el interior del nuevo Mercado Central, donde las comerciantes hicieron los arreglos a sus nuevos puestos, para luego llevar adelante el rito de sahumerio.

“La tradicional challa  se la hace en el norte, aquí  lo que hacemos es enflorar y compartir la tradicional chica, aprovechamos para bailar y compartir con nuestras compañeras y con es concluimos”, dijo una de las comerciantes que se encontraba compartiendo y riendo con otras vendedoras.

La Challa

La Challa es una ceremonia de reciprocidad con la Pachamama que se basa en el acto de regar la tierra u otro bien con alcohol y elementos simbólicos.

La challa en el campo consiste, básicamente, en cubrir la tierra con pétalos de flores y enterrar una olla de patatas cocidas, cigarros, hojas de coca y alcohol para alimentar a la Pachamama. Mientras lo hacen, beben y le ofrecen cantos y bailes.


En la ciudad se challa adornando una propiedad (casa, negocio, automóvil, etc.) con serpentinas de colores y rociando alcohol, granos dorados, pétalos de margaritas y confites en las esquinas de la misma.(eP)

Apunte

Challa tradición que se hace propia en Tarija

Tanto en la ciudad como en el campo es habitual que se utilicen petardos, durante la ceremonia, puesto que según las creencias del lugar el ruido sirve para alejar a los malos espíritus.

La challa se caracteriza por ser muy pintoresca, abundante en colores, objetos, cerveza y comida. Es un acontecimiento donde los asistentes comparten y derrochan alegría, al son de los ritmos del lugar, al mismo tiempo que veneran, piden, agradecen y nutren a la Pachamama.(eP)