DOM
NOV
18
DOM
NOV
18

​Adriana Farfán estará como árbitro






2 febrero, 2018

JOAQUÍN JORDÁN AZURDUY

La juez tarijeña Adriana Farfán de 23 años de edad estará participando del Sudamericano de Fútbol Femenino como árbitro central.

Luego de estar en el sudamericano de futbol Sub 20 como árbitro de soporte, ahora estará viajando como central.

El campeonato sudamericano femenino sub 17 – Argentina 2018 se realizará del 7 al 24 de marzo de 2018, será la VI edición de este torneo que celebrará cada dos años a partir de 2008. 

En el campeonato participan las selecciones nacionales femeninas sub-17 de todos los países cuyas federaciones estén afiliadas a la Conmebol. Los dos primeros lugares obtienen una plaza a la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-17 de 2018 a disputarse en Uruguay.

Es un logro para su persona ya que será la tercera tarijeña en asistir a un evento sudamericano como arbitra central, primero fue Cándida Colque, luego Liliana Bejarano y ahora Farfán.

La tarijeña irá como árbitro central, un logro importante para la tarijeña que hace un mes recibió la insignia FIFA.

Es un logro para la tarijeña que cumplió con todos los requisitos y el reto es poder hacer un buen papel cuando le toque estar a cargo de un partido tomando en cuenta de su juventud, pero ella paso todos los pasos requeridos y ahora está capacitada para cumplir con este reto mayor.

ADRIANA FARFAN como árbitra Marina Quiroga y Claudia Mollinedo como árbitras asistentes fueron designadas parte del cuerpo arbitral conformado por la Comisión de Árbitros de la CONMEBOL, para el Campeonato Sudamericano de Fútbol Femenino Sub. 17 que se llevara el próximo mes, pero las jueces se tienen que seguir preparando 

Nominación de Bolivia 

ADRIANA FARFAN ÁRBITRO

MARINA QUIROGA ÁRBITRO ASISTENTE 

CLAUDIA MOLLINEDO ÁRBITRO ASISTENTE

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La oficina del Defensor del Pueblo, la Armada Boliviana y otras instituciones de Bermejo se sumaron este fin de semana a la campaña nacional contra la trata y tráfico de personas.

RESTA

Es lamentable que el olvido y la dejadez hayan llegado al bosquecillo de Juan XXIII, al ser un espacio pintoresco en otros tiempos que  luce hoy desdibujado en relación a la imagen que tenemos grabada en la retina.