LUN
NOV
12
LUN
NOV
12

​AL “GAUCHO-PANCHO” SELVINI: Un Homenaje Póstumo a un gran dirigente del deporte tarijeño






29 enero, 2018

El 25 de diciembre de 2017 partió a la eternidad el argentino de nacimiento y tarijeño de corazón, Pancho Selvini
CARLOS ALBERTO MARTÍNEZ C.

Ya transcurrió un mes de su triste y sorpresiva partida al encuentro del padre celestial, nos referimos a Francisco “Pancho” Selvini, ex Presidente y dirigente de la Asociación Tarijeña de Boxeo, que producto de un paro cardiaco dejó este mundo terrenal el pasado 25 de diciembre 2017, a sus 91 años de vida (Rosario-Argentina 23 de Noviembre de 1926).

Hoy queremos hacer un homenaje póstumo al amigo del deporte porque “Pancho” así lo era,  con su experiencia y hombre muy dedicado en la formación de campeones del boxeo que con dedicación apoyo a cada uno de los “chicos” fue obteniendo sitiales de privilegio a nuestros deportistas tarijeños, tras su llegada a Tarija desde su natal Rosario-Argentina por motivos de trabajo para el ensamblaje de vehículos de transporte se lo fue conociendo primero como “El Gaucho” luego formó su familia en Tarija y poco a poco le tomo cariño al deporte y en especial al “Viril deporte de los puños”.

Francisco Selvini -identificado por ser hincha del club de fútbol de sus amores Rosario Central-, se hizo cargo de la Asociación de Boxeo producto del entusiasmo que tenía a este deporte es así que luego fue uno de los “puntales” como dirigente para integrar varias directivas en la conformación de la Asamblea del Deporte tarijeño en la lucha permanente para que los deportistas puedan contar con apoyo y el boxeo con un ambiente acorde para entrenar es de esta manera que fue poco a poco y con su cercanía de su vivienda en la zona de la pampa –frente al estadio IV Centenario- donde tenía su taller de chapa y pintura para poder adecuar los ambientes dotados por el Instituto de Deportes de ese entonces, con lo que se dio inicio a trabajar con los jóvenes amantes del Boxeo y que fueron después grandes campeones nacionales y sudamericanos, porque se trabajó mucho, silenciosamente día y noche para tener un gimnasio con lo más mínimo para el trabajo, bajo la gradería dela tribuna de general del mencionado escenario donde se implementó una pequeña secretaria, baños, un cuadrilátero, bolsa, peras y equipos prefabricados con algo de creatividad criolla donde se inculcaba a este deporte.

Grandes boxeadores como Ángel “Torito” Díaz Alemán, el “Negro” Gira, Eliseo Ríos, Carmelo “Cazón” Cadena o “Perla Negra” Giménez que fue rival de Torito Díaz en busca del cetro Sudamericano que dieron lugar a nuevas generaciones y un trabajo tesonero de varios amantes de este deporte como dirigentes y allegados a “Pancho” como el infaltable Francisco “Paco” Pulido (+), Carlos “Teddy” Caruzo (+) Yimy Yapura (+), Mario García, Armando Retamozo, Mario “Yale” Terán(+), Jaime “Bad Spencer” Chavez  (+), Jaime Gómez (+), Carlos “Kerosen” Rivera, “Firpo” Romero  y muchos otros más, dieron paso a la obtención de inolvidables noches de boxeo en el Coliseo “Luis Parra”, con la masiva presencia del público tarijeño especialmente damas que colmaban el escenario deportivo para observar y apoyar a los púgiles tarijeños con rivales del norte argentino, del interior de Bolivia en veladas Internacionales promocionando inclusive presencia de grandes figuras mundiales como el inolvidable “Oscar “Ringo” Bonabena –campeón Mundial- Walter “Tataque” Quisbert, Juan “Pamperito” Oliveira y así otros púgiles que llegaron a Tarija por las gestiones de los dirigentes como Francisco Selvini y Francisco Pulido con el apoyo de las Autoridades del Departamento; reflejadas esas jornadas por los Periodistas Deportivos con transmisiones en vivo y en directo por Radios con programas especializados como “Luces del Ring” de Panorama Deportivo, y la Televisión Universitaria Canal 8 TvU, con Víctor Hugo “Churrita” Vásquez Campero, Jorge Majluf Orozco; Andrés Aguirre Borda, Andrés Torrez, Víctor Hugo y “Curro” Fernández  los hermanos Carlos y David Pumarino, Noé Delfín Varas, Ricardo “Globo” Arroyo, Carlos Alberto Martínez, Marco Antonio Navarro, Omar Flores, Santiago Víctor Amás, Juan Ramón Gonzales,  Gualberto Cardozo, etc.

Con épocas gloriosas de Ángel “Torito” Díaz Alemán, permitió y motivo de mejor manera a “Pancho” Selvini a trabajar para otros lauros en el boxeo tarijeño y fueron llegando los René Cadena (Reynaldo Cazón Cadena), Eliseo Ríos, Eusebio Gira, Luis “Polvorita” Ortiz, Reynaldo Lara”, Julio César Yapura y una camada de jóvenes valores y la incursión de mujeres en este deporte; muchos años de dedicación constante de Selvini al frente de la asociación por donde se dieron las mayores alegría de este deporte que amo siempre alentado por sus hijos Carlos y Marcelo y el apoyo de su señora esposa Daysi Vargas, los amigos y allegados.

Un ejemplo de dirigente silencioso, pero seguro a lo que se proponía, poniendo de su propio “bolsillo” para emprender retos en viajes a eventos nacionales  muchas veces viajando en camión otras en ómnibus por largas horas para estar presentes en los diferentes departamentos del país o en otros países como Paraguay, Chile o Argentina, haciendo flamear orgullosamente la bandera Rojo y Blanco de su amada tierra Tarija, llegando inclusive a sufrir en uno de los viajes una enfermedad que lo llevó posteriormente a ser intervenido quirúrgicamente por el esfuerzo que hizo para viajar en su delicado estado de salud.

Algunos otros dirigentes supieron y trabajaron junto a Selvini en la sucesión de la Presidencia y dirigencia del boxeo tarijeño pero no siempre con buenos resultados, con muestras de dejadez y poco “cariño”, a diferencia de su persona que daba la vida por mejores sitiales, después llegaron nuevos conductores y pese a estar al margen siempre estuvo apoyando y del lado del boxeo.

Una partida inesperada, tras estar reunido con su familia esposa, hijos, nietos, nueras y de estar unidos en la noche buena y llegada de la navidad, su corazón se paró en un día especial para que se lo recuerde siempre. Tuvimos la suerte de estar días anteriores conversando del deporte y del boxeo como lo hacíamos siempre y lastimosamente nos enteramos de su partida días después, inclusive sorprendidos porque se lo veía muy sano y a sus 91 años de vida partió a la eternidad;  por eso es que queríamos en esta ocasión rendir un homenaje póstumo a un hombre que se dio íntegro al deporte que amaba y siempre al lado de las manifestaciones del deporte tarijeño en general. GRACIAS “Pancho”, por lo que hiciste en Tarija, por tu enseñanza, sencillez, amistad y dejas una gran huella que ojala perdure.