SAB
FEB
16
SAB
FEB
16

Diputada que escupió rechaza disculparse a un ‘vendepatria’






25 enero, 2018

Erbol

La diputada del MAS, Juana Quispe, afirmó este jueves que no se disculpará con el opositor Gonzalo Barrientos, a quien le lanzó coca que estaba acullicando durante un incidente en la Asamblea Legislativa. “Cómo a un semejante ‘vendepatria’ me voy a disculpar”, dijo.

El miércoles por la madrugada, oficialistas y opositores se enfrentaron a gritos después de la abrogación del Código del Sistema Penal. En ese momento, Quispe fue filmada cuando sacó de su boca coca para lanzarla a Barrientos y luego propinando un escupitajo a la diputada Shirley Franco.

Quispe explicó que no pudo aguantar su reacción. Justificó que desde la posesión como diputada sufrió humillaciones, racismo y agresiones psicológicas de parte de los opositores, que según su versión ofendían a los oficialistas llamándolos “ovejas” que no saben pensar y “tiranos”.

“Más bien no he reaccionado con puño”, agregó.

Recordó que en el pasado en el trópico de Cochabamba también fue víctima de tortura y violencia por parte de gobiernos neoliberales de Sánchez de Lozada, Banzer y Tuto Quiroga Aseguró que esa represión venía de los “jefes” de los actuales opositores.  

“No me voy a disculpar porque yo ya he pasado bajo sus jefes, bajo sus armas nos han tenido en el trópico de Cochabamba, en todos los lugares. De qué me voy a disculpar. Primero que ellos se disculpen al pueblo de Bolivia como vendepatrias”, manifestó.

Quispe también vinculó a Barrientos, quien antes fue diputado por el MNR, con las masacres de Amayapampa y Capasirca.

Barrientos, por su parte, dijo que el acto de Quispe se constituye en violencia política. Señaló que se está analizando realizar una denuncia ante la Cámara de Diputados.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

En Bermejo se comenzaron a realizar tareas de limpieza y fumigación para combatir el dengue, enfermedad que ya suma más de 130 casos.

RESTA

Que se destruyan 17 toneladas de comestibles y otros productos decomisados por la Aduana, mientras existen centros de acogida en los que escasean los alimentos.