SAB
SEP
22

​1962: Brasil repite la historia en Chile






25 enero, 2018

Garrincha y Amarildo brillaron en el bicampeón, que hicieron olvidar la ausencia de Pelé, lesionado
ANDRÉS TÓRREZ TÓRREZ 

Con la misma base de jugadores y organización, pero con Aymoré Moreyra como técnico, en lugar del “gordo” Feola, Brasil también ganó el Mundial que se jugó en Chile en 1962. Una Copa que quiso organizar Argentina, sin encontrar el respaldo de los votos suficientes en el Congreso que la FIFA llevó a cabo en Lisboa, en 1956.

Chile asumió el reto pese a que el 21 de mayo de 1960 un violento terremoto arrasó las ciudades de Talca y Concepción, designadas subsedes, y dejó 5.700 muertos y 3 millones de personas sin techo. Ante el desastre el Presidente de la Federación Chilena, Carlos Ditbort Pinto; dijo: “Porque nada tenemos todo lo haremos”.

Fueron veteranos de Suecia los 11 brasileños que empezaron el Mundial de Chile, aunque con Mauro y Zózimo como titulares en reemplazo de Bellini y Orlando, respectivamente,

Después Pelé sufrió un desgarro y quedó marginado. En su lugar entró Amarildo, un carioca de 22 años, un novato en el fútbol internacional. No hubo ningún otro cambio. Para salir campeón Brasil utilizó solamente 12 jugadores que, juntos sumaban 360 años; 30 de promedio con los picos que marcaban Nilton Santos (37) y Pelé y Amarildo (22).

Brasil llegó a Chile como el gran candidato, seguido en las preferencias por Italia y España, dos equipos cuajados de estrellas, entre otras, Maschio y Sívori en Italia, Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskas en España, Maschio pudo jugar un solo partido, contra Chile, Leonel Sánchez le fracturó el tabique nasal y lo dejó fuera del torneo. Sívori jugó 2, Alfredo Di Stéfano ni siquiera debutó, lo dejó afuera una lesión en la rodilla derecha. Esta inclusión masiva de jugadores  otras nacionalidades, obligó a la FIFA a tomar la decisión que aún hoy rige: el futbolista que jugó un Mundial en representación de un país, no podrá hacerlo por otro.

Italia y España quedaron eliminados en octavos de final. Argentina también, Chile con un buen equipo, trabajado técnicamente por Fernando Riera, avanzó hasta el tercer puesto. Colombia dirigido por Adolfo Pedernera, no pasó de los octavos de final, pero logró un empate en 4 goles con la Unión Soviética lo que considerado una hazaña por el nivel de entonces.

Brasil llegó al título derrotando en la final a Checoslovaquia, el único rival que le había sacado un punto en los octavos de final. Dos errores casi infantiles del arquero Sebro, facilitaron el triunfo brasileño, del que había sido el mejor de la Copa.

Sin goleadores (6 jugadores convirtieron 4 goles) resultó un Mundial técnicamente discreto. Sólo brillaron individualidades. Garrincha, la figura excluyente de Brasil y 3 delanteros centroeuropeos, Florian  Albert de Hungría, el yugoslavo Sekularac y Josef Masopust, el checoslovaco que ratificó en Chile porqué France Fútbol, le había elegido el mejor de Europa.

La definición de la Copa del Mundo de 1962, no tuvo la emoción dramática del Maracanazo, ni el suspenso que le dieron Alemania y Hungría en 1954, menos aún que el brillo que el mismo Brasil le dio a su conquista en el 58. Pero ganó el mejor aunque Rudolf Vytlencil, el técnico de Checoslovaquia, haya pensado y dicho que Brasil fue un campeón afortunado, aunque la fortuna es haber tenido precisamente a Garrincha y Amarildo, que de alguna manera, hicieron olvidar la ausencia de Pelé, lesionado.

Brasil igualaba de esta manera la hazaña de Italia y Uruguay, el primer bicampeón en 1934 y 1938 y el segundo en 1930 y 1950, pero fue el segundo que los logró de manera consecutiva en 1958 y 1962 y como dato adicional, los sudamericanos pasaban al frente de la estadística con 4 títulos frente a 3 de los europeos.