LUN
NOV
19
LUN
NOV
19

Misas, trenzadas y mistelas reavivan el Día de Santos Reyes






6 enero, 2018

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA
(elPeriódico-enero 06/ 2018) La tradición cristiana marca este 6 de enero como el Día de los Reyes Magos, por lo que son preparadas diversas actividades tradicionales, unas a cargo de la Alcaldía, otras de religiosos o familias creyentes.
La historia recuerda a tres reyes provenientes  del Oriente que tras el nacimiento de Cristo, siguieron una estrella rumbo a Belén, regalando al recién nacido: oro, incienso y mirra.
El oro significa la ayuda económica y el culto de los pobres al rey, el incienso para acompañar las oraciones y la mirra como muestra de sacrificio por lo amargo de su aroma.
Según la tradición, los tres reyes magos tenían los nombres de Gaspar, Melchor y Baltasar, conocidos en esa época como sabios o astrónomos.
En Tarija como parte de la celebración tradicional, los fieles creyentes recorren la ciudad con sus niños  de cera en las manos, para bendecirlos en las iglesias de sus barrios, por ello, como describe el escritor Paulino Figueroa, quizás en esta ciudad, sea donde la celebración de reyes toma  más importancia que la misma Navidad, especialmente en sus alrededores,  porque es la última ceremonia de toda la temporada navideña que comenzó con el advenimiento.
Trenzadas, adoraciones y misas en honor al redentor y almuerzos con los vecinos son las características de este día.
Según cuentan las sagradas escrituras, los reyes magos fueron a Belén en busca del hijo de Dios. “Y ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. Y cuando vieron la estrella, se regocijaron con gran gozo. Y cuando entraron en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, le adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, e incienso y mirra. (Mateo 2: 9-11).
“Los niñitos de cera, vestidos con ropas de colores, especialmente de seda y encaje, adornan durante todo el día las calles de la ciudad, además, hay en los últimos años, unos que son con diferentes trajes tradicionales, entre estos, un poncho de chapaco, como otros que tienen puestos aguayos tradicionales del occidente”, añadió Figueroa.
Por su parte, el costumbrista y folklorista tarijeño Juan Flores, explicó que la fiesta de Reyes viene a ser como la parte final de todo lo que acontece a partir del primero de diciembre.
En este día, incrementan las  misas de los niños, las adoraciones y las trenzadas y el 6 de enero, hay una concentración  en la plazuela Sucre.
“En esta fiesta viene la entrega de niños con  todos los rituales a los pasantes del próximo año, con un plato que es el chanchito al horno y ahora a la cruz, entonces, eso se convida a los pasantes del año venidero y ahí se cumple con la fiesta de Reyes”, mencionó Flores.
Explicó que en la Tarija de antaño, al mismo lugar acudieron en la plazuela Sucre  en andas los niños que pertenecían a tradicionales familias tarijeñas, que desde los cuatro barrios que entonces conformaban la ciudad: La Pampa, El Molino, San Roque y Las Panosas,  fueran llevados desde sus domicilios acompañados de una procesión de invitados, cuyos hijos adoraban en una seguidilla callejera.

Fe y devoción
Las diferentes iglesias y parroquias de Tarija realizan misas para quienes visitan esos recintos, donde rinden culto  a sus imágenes al son de villancicos, como de bandas musicales con temas musicales alusivos a la festividad  que son danzados por parejas de jóvenes como de niños en el recorrido entre los domicilios hasta el templo.
Según el gestor de la Casa de la Cultura, Jorge Molina Rossel, esta celebración es una fiesta  importante para los pobladores del valle central de Tarija, porque si bien,  desde los inicios de diciembre los niños de cera son llevados a las misas acompañados de pequeñas bandas compuestas por instrumentos típicos,  es en este día, lo hacen por última vez.
“Muchos lo hacen en Reyes, el templo ese día está lleno de niños que son llevados para escuchar misa, además se dan los regalitos que uno por alguna causa no tiene la oportunidad de dar el 24 en la noche como se acostumbra, entonces, es una excusa de darle a los chicos que siempre esperan recibir algo”, añadió.
Hizo conocer que en algunos templos, escenifican de manera teatral la adoración de los reyes magos, el momento en que llegan al lado del niño Jesús, algo que solía hacerse en la plaza Luis de Fuentes y Vargas.
“Esas  adoraciones son comunes el mismo  6 de enero, es un espectáculo lindo de ir por la plaza para ver que chicos y grandes, grupos de adultos que mantienen la costumbre de adoración, que es muy significativo, en contraste con la misa de gallo que ha ido perdiendo fuerza”, acotó.
Por otra parte, explicó que los vecinos que son pasantes de la fiesta del niño Jesús, suelen invitar pasteles y mistelas a los adultos, mientras los menores se dedican a la adoración o al trenzado. Destacó que la mistela solo se la bebe en la temporada navideña.

Los personajes reconocidos por los barrios en Reyes

Desde antaño,  los principales actos en Reyes son realizados en la plazuela Sucre, desde las once de la mañana y se prolongaban hasta altas horas de la noche.
Se recuerda hasta ahora a María Ortega, la camargueña que  realizaba la adoración al niño Jesús, en su antiguo domicilio de la esquina de las calles Domingo Paz y Colón, en las noches de trenzadas, que eran famosas por las masitas abundantes como las inolvidables mistelas, los vinos, las ratafias y los singanis.
A la competencia estaban a su estilo Raquel y Víctor Bejarano, propietarios del hotel América en la calle Bolívar entre la Méndez y Suipacha. Por ser la única panadería que elaboraba los panetones de Navidad, sus trenzadas como adoraciones, eran caracterizadas por la abundancia de las masitas más los platos típicos.
En inmediaciones del parque Bolívar, dos eran las familias que frente a frente se disputaban en realizar un mejor acontecimiento; la de Julio Tolay y la de Jorge Rocha, que realizaban recordados actos de adoración al niño Jesús, mientras que en las noches eran propiamente las trenzadas más originales que se puede recordar de aquellos tiempos de los años 50,60, 70 y 80.
En el barrio de San Roque, las familias de Jorge Paz Rojas y Ariel Chamas, eran tan ceremoniosas que las mismas recibían a sus invitados con los estilos de ser verdaderos acontecimientos religiosos, inclusive renombrados sacerdotes franciscanos eran los que en ceremonia como en romería,  sacaban a las imagines,  escoltándolas hasta el atrio del templo para celebrar la misa.
En el barrio El Molino se recuerda las adoraciones que organizaban las familias Cuadros, Hoyos, Maldonado, de “Pajarito” Trigo, de Luis Perazzo, de Arturo Lema, y de doña Lolita Martínez.

EL APUNTE
Las tradiciones en las comunidades tarijeñas

La tradición navideña de la ciudad es solamente una parte de las costumbres que aún se conservan en diferentes lugares de la campiña tarijeña como: Erquis, San Lorenzo, El Valle, Padcaya, Entre Ríos, Tomayapo, Paicho, Sella, La Victoria, Tolomosa y Tolomosita, que eran verdaderas fiestas,  igual o tan suntuosas como las de San Roque o  Chaguaya.
“La fiesta de los Reyes Magos es el anuncio que se acerca ya el carnaval, porque con ello termina la Navidad, y comienza  a tocarse tonadas carnavaleras, dejándose algunos instrumentos”, como la quenilla, refiere el folclorólogo y costumbrista, Edmundo Ávila Moreno, más conocido como el Cumpa Mico.
Pasada la fiesta de Reyes, ya empiezan a sacarse otros instrumentos tradicionales como el erque para anunciar el carnaval. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Están siendo desarrollados con normalidad los conversatorios dirigidos a los jóvenes de todas las provincias sobre temas de prevención y seguridad ciudadana.

RESTA

Regiones como la provincia O’Connor que son las principales productoras de hidrocarburos del país, tengan todavía comunidades en las que no cuentan con el servicio de gas domiciliario.