LUN
SEP
24

El disco de Cerati que debes escuchar cuando tu cuerpo no espera lo que todos llaman amor






23 diciembre, 2017

CULTURA COLECTIVA 

En viaje hacia la redención, la luz no deja de pulsar

Creo en el amor porque nunca estoy satisfecho

Es mi salvaje corazón, que llega justo a tiempo

Llega justo a tiempo.

Allí donde quisiste estar, tan cerca de desesperar

Es que la vida es gas y es tan dulce traspasarla

Tu aliento es mi respiración

Con mi salvaje corazón, los vicios no son del cuerpo

Y llega justo a tiempo

Llega justo a tiempo.

En viaje hacia la redención, la luz no deja de pulsar

Y si la confusión es una predilección humana

Todo puedo perdonar.

Con mi salvaje corazón, los vicios no son del cuerpo

Y llegas justo a tiempo

Ahora estoy seguro.

– “Pulsar”, Gustavo Cerati 

No hay otra razón para vivir que no sea el amor. El amor todo lo redima, todo lo aclara, todo lo transforma. Amar es la razón fundamental de vivir. Nada tendría sentido si fuéramos incapaces de enamorarnos, si ignoráramos lo que es querer, besar, abrazar, a alguien. Sentir nuestro corazón saltar apresuradamente dentro de nuestro pecho, percatarse del correr de la sangre que nos sonroja las mejillas, la respiración que se acorta cada vez que estamos próximos de quien amamos.
Nadie espera enamorarse. Nade lo planea. Sucede y ya, llega sin permiso, azota nuestra puerta, pasa directamente a la cocina, a la recámara, al sofá… Se apodera de todo sin consultarnos siquiera. Eso es lo más maravilloso que puede sucedernos; todo parece tener más luz, los días adquieren otro sentido. Caímos rendidamente en el amor.
Si tuviéramos que musicalizar esa sensación, sería “Amor amarillo” el álbum perfecto para expresarlo. Este disco, autoría de Gustavo Cerati es, uno de los más especiales que compuso el argentino a lo largo de su vida. A continuación te contaremos por qué:
“Amor amarillo” es, sobretodo, un disco íntimo. Cerati lo hizo en un momento de plenitud emocional total; su esposa Cecilia Amenábar y él, esperaban a su primer hijo: Benito. La feliz noticia los sorprendió en el momento muy singular; Soda Stereo estaba pasando por una fuerte crisis y Gustavo necesitaba una bocanada de aire fresco en su vida. Según lo refirió a la revista Página 1/2:
«Cuando me embarqué en esta historia de ser padre tuve la necesidad de hacer una limpieza. Fueron diez años de andar girando, y después de “Dynamo” vino bien colgar los guantes un tiempo. Hasta la muerte de mi viejo, en 1992, mi vida estaba programada».
“Amor amarillo” 

Según lo ha contado la propia Ceclia, ella seguía estudiando en la Universidad cuando Gustavo decidió vivir un tiempo con ella en Chile. El plan eran tres meses. Gustavo se sentía un poco harto de la vida en Buenos Aires y quería componer música nueva, radicalmente nueva.
El disco, confiesa su excónyuge, lo hizo en su casa. Con guitarras, teclado, bajo y consola, se ponía todas las noches a escribir y ensayar las nuevas tonadas. El día de cumpleaños de Cerati cambiaría toda su vida por completo y daría a “Amor amarillo” su identidad; se enteraron que un bebé venía en camino.

“Ahora es nunca”

Completamente emocionado, Cerati decidió alargar su estadía a un año, para pasar junto con Cecilia todo el embarazo. Mientras ella gestaba en su vientre a su primer descendiente, él concebía también un disco fundamental en su trayectoria, no solo artística sino emocional. Este álbum sería el testigo de la máxima felicidad del intérprete argentino para la posteridad.

“Te llevo para que me lleves” 
Cerati estaba en un momento irrepetible en su vida; era, sin duda, un momento de plenitud y éxtasis. Cecilia además de ser su amiga, su amante, su compañera, nutría su obra creativa con ideas frescas y coros en sus piezas. “Amor amarillo” fue, de algún modo, un disco de los dos. Quizá, más precisamente, fue un disco del amor mutuo.
Sui generis como fue toda la creación de este disco, está presente en todos sus detalles. La portada del álbum es, sencillamente la sobre posición de dos amarillos y un círculo blanco atravesándolo. Es simple, intuitivo. También es arriesgado y novedoso: en él encontramos fuertes influencias de techno y folk.

“Bajan” 
Tras su lanzamiento, la suerte del disco fue variable; algunos estaban sorprendidos de un LP solista de Cerati, el alejamiento con Soda Stereo era algo que sencillamente se negaban a aprobar; otros, en cambio, vieron una aportación fresca y novedosa a la música en español.
Como dato anecdótico, Lisa fue escrita dos años antes de que naciera su hija, quien lleva el mismo nombre y según Cecilia, no le pusieron así por la canción, sino por Los Simpson. Sin embargo, “Te llevo para que me lleves” es una canción dedicada a Benito. El nombre del disco se debe a que cuando estaban en Chile, iban a caminar por el río y recogían piedras de ese color.

“A merced” 
Los sonidos suaves y cadentes, las letras profundas hacen de Amor amarillo ser un disco entrañable, de esos que tenemos que escuchar cuando el amor aparece en nuestra vida.
Más allá de los datos históricos y anecdóticos que dieron pie a la existencia de este álbum, habrá que confrontarnos con el resultado final; las canciones. No hay manera de describirlas, cada una tiene su propia identidad y su propio lenguaje. Sin embargo, todas ellas hablan de las diversas dimensiones del amor. Un amor libre pero intenso; fuerte pero dócil; eterno pero presente. ¿Puedes sentirlo?

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La Unidad Especializada para la Persona con Discapacidad del Gobierno Departamental; en coordinación con la Asociación Tarijeña de Sordos Tarija, lideraron la campaña “Incluyéndome en lo Cotidiano”; un experimento social que tuvo como objetivo poner en evidencia las barreras comunicacionales que sufre este grupo poblacional al momento de realizar actividades cotidianas.

RESTA

Desde diferentes páginas de Facebook con el nombre de inmobiliarias están estafando a miles de personas, sin que exista un control efectivo.