MIE
SEP
26

CRÉDITOS COLGADOS






19 diciembre, 2017

En una serie de idas y venidas entre la gobernación y la asamblea legislativa por los fideicomisos del gobierno nacional y los créditos de la banca privada, largo asunto, mucho tiempo tras el y ahora va de tumbo en tumbo. Cuando todo parecía fluir y se encontraba un paliativo a la falta de liquidez y cumplimiento de compromisos asumidos, finalizando un año muy complicado, la aprobación de créditos ante entidades financieras privadas se estanca con riesgo de truncarse.

Según las versiones escuchadas, se trata de una pugna en la que unos tienen intereses distintos a los de los otros. La gobernación presentó un proyecto de ley con una cartera de proyectos definida, obras a las que se les asigna recursos económicos frescos que permitirían concluirlas en muchos casos o darles oxígeno en otros, sobre cómo se llegó a establecerla, sobre cómo se eligieron esos proyectos y más aún, sobre cómo se decidió la asignación de los montos de dinero, no se sabe con exactitud. En la comisión de hacienda de la Asamblea Departamental surgieron observaciones justamente en esos puntos, llegando a redistribuir esos recursos, según la explicación de sus miembros, no bajaron ningún proyecto de la gobernación, adicionaron otros  pero con la misma cantidad de antes. Recurriendo a las mismas fuentes, habían regiones con una mínima asignación y otras con mucho dinero reservado, entonces sucedió lo que no se había anticipado, la gobernación cuestionó a la asamblea, ésta aclaró lo que se estaba haciendo, asambleístas de diferentes provincias comenzaron a llevar agua para su propio molino, unos cuidando lo que ya les tocaba y otros tratando de que también hayan recursos para ellos… en fin, una suerte de choque de intereses que puso en jaque un trámite largo, casi interminable. Tras postergaciones de sesiones y mucha información de ida y vuelta, desde la gobernación surge la noticia de que se podría desistir de la intención de contraer los créditos mencionados, un sinnúmero de esperanzas quedarían colgadas después de tanta espera, quien o quienes serán responsables quedará en el criterio individual de cada ciudadano. Sería bueno abrir un espacio para recapacitar y dialogar… es necesario en el momento que vivimos.