LUN
JUN
18

¿IMPONIENDO OBRAS EN LA CIUDAD?






12 diciembre, 2017

Es muy cierto que hay que pensar en grande, que debemos salir de esa visión chiquita de hacer todo con lo justo y cabal, que tenemos que proyectar la ciudad de Tarija de otra manera… hasta ahí coincidimos pero eso no significa que nuestro desarrollo o crecimiento esté necesariamente ligado a inversiones multimillonarias en obras poco o nada socializadas con precios que nadie sabe de donde salen. Planificar el crecimiento de esta urbe no significa eso, porque si sólo podría hacerse con grandes cantidades de recursos, estaríamos perdidos, primero se debe definir con claridad hacia dónde la queremos llevar, qué tipo de ciudad queremos tener y qué sentido le vamos a dar… una vez teniendo esos elementos identificados podremos analizar qué necesitamos hacer para alcanzar los objetivos. Que sepamos, nadie nos dijo ni nos preguntó nada al respecto aún, de ahí que se encaran proyectos que adolecen de falencias elementales y se ven cuestionados por los montos de dinero que requieren para ser ejecutados. Sólo decir que debemos dejar de pensar en pequeño no justifica que se quieran gastar más $us 10 millones en un puente y algo igual en otro, por lo menos hasta donde sabemos, o que se inviertan más de $us 13 millones en “Ciudad Inteligente” cuando todavía tenemos necesidades básicas y urgentes que atender en un municipio cuyos ingresos van cayendo en picada.

En el caso del puente “4 de Julio”, el alcalde Rodrigo Paz no ha sabido argumentar porqué se lo debe aceptar tal cual, el colegio de arquitectos y la federación de profesionales se oponen a la obra y la alcaldía no sabe como responder. Para colmo se anuncia por lo menos otro puente más y con un precio aproximado, el decir que son puentes urbanos y no carreteros tampoco convence a la gente que esta viendo que las licitaciones millonarios se vuelven la característica de esta gestión edil…ya mencionamos algunas pero podemos hablar de otras como la compra de luminarias por mas de Bs. 27 millones, cada una costaría más de Bs. 3500 para que se tenga una idea, también tenemos la polémica adquisición de maquinaria pesada y la ejecución del mástil millonario, otro gasto sin justificación, sólo por mencionar. El burgomaestre debe entender que a la fuerza todo le está saliendo mal, sin comunicar y sin ceder… la fórmula para hacer las cosas no es la correcta. Puede que como ya dijo, no le importe el costo político pero por lo menos debería importarle ser considerado como un buen administrador de la ciudad más allá de lo que pase mañana, Paz debe reflexionar y mucho.