JUE
DIC
13
JUE
DIC
13

Le ​dicen el hombre de piedra por sobrevivir a grave accidente






11 diciembre, 2017

La flota salió alrededor de las 17:30 de la Terminal, antes se iba por la cuesta de Sama; pero, ahí no se tuvo contratiempo

SAÚL CARDOZO/ BOLINFO/ TARIJA


(elPeriódico- Diciembre 11/ 2017) “Soy un afortunado, creo que Dios me dio una segunda oportunidad. Estoy absolutamente sorprendido de que esto haya sucedido, solo recuerdo que rebotaba por todo lado mientras mi flota se volcaba”, declaró Pedro, un hombre de 54 años de edad, quien el año 2002 tuvo un accidente de tránsito en la carretera entre Tarija y Potosí, en el que fallecieron seis personas.

No se puede creer que don Pedro como lo conocen en el barrio Tablada o el “hombre de piedra”, haya salido ileso, solo que necesita de un pequeño bastón para caminar con normalidad y ya son 15 años de ese fatal accidente.
Memorias

“Recuerdo que  era deportista, jugaba fútbol, básquetbol, no en el mejor nivel, pero sí salía a practicar a la García Ágreda con mis hijos; pero, desde ese momento del accidente, mi vida tuvo que cambiar,  porque no volví a ser el mismo, pero no dependía de mí, era de la suerte que me tocó”, dijo, con los ojos llorosos.

En el momento del accidente, Pedro tenía 39 años, viajaba desde Tarija a la ciudad de La Paz para  estar con su esposa, quien había ido días antes a esa ciudad por razones laborales.

“Mi mujer se llama Isabel, quería que yo viaje con ella; sin embargo, me retrasé porque no me dieron permiso en mi trabajo, por eso planificamos que viajaría dos días después,  que en La Paz no encontraríamos; pero ocurrió algo inesperado”, dijo.

Según las investigaciones de ese entonces, la flota había volcado por razones netamente mecánicas, no pudo procesarse a nadie, porque de las seis personas que fallecieron, uno era el chofer y propietario del bus.

“Ese día, cuando fuimos a la Terminal de Buses con mis dos hijos, puedo recordar que llovía mucho, mi hija la menor,  que en ese entonces tenía 10 años,  me dijo que no viaje porque la carretera estaba en mal estado y podría pasarme algo, no le hice caso porque todo estaba planeado con mi esposa”, mencionó.

La flota salió alrededor de las 17:30 de la antigua terminal, antes se iba por la cuesta de Sama; pero, ahí no se tuvo contratiempos, aunque también tuvo miedo, apuntó Víctor, por las palabras que le dijo su hija al partir y por la fuerte neblina que había.

“Cuando estábamos llegando a Camargo a eso de las 23:00, comencé a sentir como un escalofrío, un miedo que me entró, por eso me fui a conversar con el chofer un rato para saber si no estaba viajando borracho, comprobé que no lo estaba,  así también declaré en la Policía cuando luego me hicieron la entrevista”, sostuvo.

Contó que se fue a su asiento 17, no puede olvidar ese número porque en ese entonces, su hijo mayor tenía esa edad, comenzó a hablar con su compañero de asiento, quien era un hombre que había subido en medio del camino.

“Lo que me acuerdo es que él me contaba que solo estaba viajando hasta un pueblito antes de llegar a Potosí e iba a recoger un vehículo, era mecánico, iba a auxiliar o  ayudar a un pariente; pero ya a las dos horas de salir de Camargo, ocurrió el accidente, no sé si fue por la velocidad o qué, pero comencé a rebotar por todo lado, me golpee la espalda, la cabeza, mis brazos porque trataba de agarrarme, fueron solo segundos y se paró”, dijo, con la voz entrecortada al recordar ese suceso.

Explicó que salió como pudo, porque ya se encontraba mal herido; pero, como todos gritaban por ayuda tuvo que sacar fuerzas para salir del bus, “alguien gritó la flota va a estallar y comenzó el pánico, más bien no me desmayé, no perdí el conocimiento y logré salir, ahí esperé con mucho frío el auxilio”, añadió. (eP).
EL APUNTE

La tragedia pasa en un instante y uno no se da cuenta
Don Pedro, recuerda que hacía un “frío tremendo” y tuvieron que esperar ahí media hora para que llegue la ayuda. 

“El mecánico que iba en mi asiento me ayudó,  porque yo no me podía mover, él me buscó con una linterna y me dio una frazada para que me tapara y ayudó a otras personas, porque decía que estaba bien”, mencionó.

Nunca más volvió a ver a ese hombre que le ayudó cuando se moría de frío, luego llegó una camioneta que lo llevó a un hospital de Potosí donde se quedó internado por unos meses para luego ser trasladado a Tarija, donde continuó con su recuperación.

“Lo importante es que no fallecí en ese accidente, estoy vivo, puedo contar lo que me pasó y lo que viví en ese entonces, que no es bonito, pero podré ver crecer a mis hijos y a mis nietos”, concluyó don Pedro.

SACA PUNTAS

mas
SUMA

La escritora francesa, Isabelle Combès, quien tradujo el libro “Viaje en el Sur de Bolivia” de Hugues A. Weddell, hará la presentación oficial de este trabajo hoy en la noche a las 19:00 en el salón del Convento Franciscano.

RESTA

Bolivia está entre los 10 países del mundo que más deforestan”, fue el titular del artículo de la Cámara Forestal, que explicaba de que las principales causas son la quema para ganadería como agricultura.