MIE
SEP
26

​Defensoría del Pueblo muestra documental de las cárceles






11 diciembre, 2017

(elPeriódico- diciembre- 10/ 2017) El documental de las cárceles y personas privadas de libertad en Bolivia, fue presentado este fin de semana en Tarija por la oficina del Defensor del Pueblo, evento que tuvo la participación de representantes de diferentes instituciones, especialmente defensoras de los derechos humanos.

En el documental puede verse  la realidad en la que vive la población privada de libertad que supera los 10, 3 millones de personas a nivel mundial y en Bolivia hasta finales del 2017, llega a aproximadamente 18 mil, cifra que va en aumento.

“El video surge de la necesidad de visibilizar esta problemática, porque entendemos que no se está tomando en cuenta lo que viene a ser la lucha contra la inseguridad ciudadana, los crecientes índices de criminalidad, la falta de cumplimiento de la reinserción de las personas que ingresan a los recintos penitenciarios y que salen a las calles nuevamente”, explicó la delegada de la Defensoría del Pueblo en Tarija, Carola Romero Pacello. 

Para Romero es importante hacer seguimiento a todos los casos para saber,  si los internos recibieron el tratamiento necesario dentro de los recintos y una atención post penitenciaria al salir de los mismos tras cumplir su condena. 

“Para conocer cuál será el destino de esas personas, no estamos trabajando con el problema neurálgico de la criminalidad”, aseguró la defensora.

Agregó que en el documental cinematográfico  realizan un análisis de la realidad en la que viven los privados de libertad en las 19 cárceles y 32 carceletas a nivel nacional, donde 18 mil presidiarios, se encuentran en condiciones deplorables. (eP).

SACA PUNTAS

mas
SUMA

Los 783 estudiantes y plantel docente de la unidad educativa Esteban Migliacci, mediante la actividad del teatro están organizando un festival en el que revaloricen los valores de la familia.

RESTA

Cortes de energía eléctrica, inundaciones y semáforos quemados dejaron las primeras lluvias de la temporada, mostrando una ciudad que no está preparada para ninguna eventualidad climatológica, pese a las experiencias anteriores que debieron servir para tomar previsiones a las instituciones responsables.